buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 1 de febrero de 2014

LA TIRANÍA INVISIBLE













A vos que te emocionás hasta las lágrimas porque tenemos un Papa argentino que es hincha de San Lorenzo; a vos que te sacaste la foto con Francisco y sentís que tocaste el cielo y pensás en tu candidatura; a vos que te morís por conseguir una audiencia, tocarlo y sacarte la foto antes del 2015; a vos que un nudo grandote te prieta en la garganta mirando la foto de Jorge Mario pero no te pasa nada con los pibes descalzos; a vos que te preocupa que la AUH se vaya por la canaleta de la droga y el juego; a vos que te hincha las pelotas o los ovarios que se le dé plata a los negros para que no trabajen mientras vos te rompés el culo para poder irte de vacaciones a Miami, a vos que fuiste a todos los cacerolazos y que no faltas nunca a misa ni cuando estás en Cariló, ni te perdés la hostia, y repetís señor yo no soy digno de que entres en mi casa pero una palabra tuya bastará para sanarme; a vos que repudiás la corrupción y las malas acciones de los hombres y mujeres de este mundo mezquino lleno de políticos populistas; a vos que te preocupa hacia dónde va este país con todos los climas, y las vaquitas en el campo, y la soja en los silos bolsa, y los dólares en bancos de afuera, y el corazón partido... a todos los invito a leer la EXHORTACIÓN APOSTÓLICA EVANGELII GAUDIUM del Santo Padre FRANCISCO a los Obispos, a los Presbíteros y Diáconos, a las personas consagradas y a los fieles laicos sobre el anuncio del EVANGELIO en el mundo actual... y a reflexionar y a sentir, y a rezar (por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa...) y a mirarse al espejo y escupirse (para arriba es mejor, cae justo sobre los ojos).


Leamos qué dice "el manifiesto de Francisco", sintamos profundamente la "Carta Magna para una reforma de la Iglesia", consustanciémonos en «La Alegría del Evangelio»


    «2. El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien. Los creyentes también corren ese riesgo, cierto y permanente. Muchos caen en él y se convierten en seres resentidos, quejosos, sin vida. Ésa no es la opción de una vida digna y plena, ése no es el deseo de Dios para nosotros, ésa no es la vida en el Espíritu que brota del corazón de Cristo resucitado».

Y más adelante dice...

    «56. Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común. Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas. Además, la deuda y sus intereses alejan a los países de las posibilidades viables de su economía y a los ciudadanos de su poder adquisitivo real. A todo ello se añade una corrupción ramificada y una evasión fiscal egoísta, que han asumido dimensiones mundiales. El afán de poder y de tener no conoce límites. En este sistema, que tiende a fagocitarlo todo en orden a acrecentar beneficios, cualquier cosa que sea frágil, como el medio ambiente, queda indefensa ante los intereses del mercado divinizado, convertidos en regla absoluta».







Y dice Marcos 11:15-18

15 Vinieron, pues, a Jerusalén; y entrando Jesús en el templo, comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo; y volcó las mesas de los cambistas y las sillas de los que vendían palomas;

16 y no consentía que nadie atravesara el templo llevando utensilio alguno.

17 Y les enseñaba, diciendo: ¿No está escrito: Mi casa, casa de oración será llamada para todas las naciones? Pero vosotros la habéis hecho acueva de ladrones.

18 Y lo oyeron los escribas y los principales sacerdotes, y comenzaron a buscar la manera de matarlo, porque le tenían miedo, por cuanto todo el pueblo estaba maravillado de sus enseñanzas.


A ver, ministros, secretarios, funcionarios varios, si empezamos a copiar el ejemplo bíblico porque no queremos terminar como este muchacho en el Gólgota.


Amen.










Daniel
Mancuso






aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen