buscador

Búsqueda personalizada

martes, 14 de enero de 2014

DISTINTOS ESTADOS, EL ESTADO








Hoy más que nunca, queda claro que sin Estado presente y en acción, en favor de los que menos tienen, la sociedad argentina quedaría a la deriva frente a las fuerzas rapaces del Mercado y otras alimañas.

Sabemos qué pasó para desembocar en diciembre 2001. Pero muchos se olvidaron. Desde 2003, el Estado comenzó a reparar algunos desastres: el trabajo, la inclusión, la infraestructura, la economía, pero falta mucho aún.  Hay un nucleo duro de pobreza en los bordes de los grandes conglomerados urbanos, y en los fondos de la patria hay feudos, vasallos y esclavos.  Es la continuidad de 200 años de dependencia y cipayaje.

Aunque en los últimos años aumentó el consumo de bienes y servicios,  las expectativas generaron reclamos impensados una década atrás, histeria y crispación desmedidos. Ahora hubo cacerolazos "contra el odio", "el autoritarismo", "la censura" , "por la República y las Instituciones" y los impedimentos para la compra de dólares y otras minucias suntuarias. Quienes se vieron más beneficiados por las políticas gubernamentales son los más acérrimos enemigos del gobierno.

Pero es cierto, también, que hay ausencia, pereza, ineptitud, y silencio ante trágicas heridas que sacuden siempre a los mismos...  los accidentes ferroviarios, los aumentos de precios desmedidos, los cortes de luz durante diciembre 2013, y otras cuestiones donde el Estado no llega o llega muy tarde. Sin embargo, los que se quejan son quienes no tienen problemas, los que no viajan amontonados en los trenes, ni les afecta el precio del tomate, son los medios desinformativos que bombardean miasmas y quienes quieren que vuelvan los 90, de la mano de Massa, o Macri, o quien sea...   


.1
Hoy, como la llamada al 0800 666 1518 es gratuita, me quedé esperando los 10 eternos minutos con la musiquita esa. Al fin, me atendieron. Ayer y el viernes no pude establecer comunicación. La piba me tomó los datos, me escuchó, llenó la planilla que pasan a buscar mañana, y no me dio muchas certezas. ¿Pero va a ir un inspector, alguien, a labrar una multa?  Le conté que en el Carrefour  Express de la calle G, y en el de la calle C, hay faltantes de productos de la lista de «Precios Cuidados», y que también hay precios más caros que los de la lista.

Hablamos mucho, y me dijo qué barbaridad, es un abuso, pero nada más. No necesito hacer catarsis, necesito acción, le dije. Pero no creo que llegue nadie a clausurar el fresquísimo minimarket.


.2
Recuerdo que en una larga charla durante el Bicentenario con un notorio exsenador nacional y actual diputado nacional, me dijo una frase muy preocupante: "La más dura batalla la tenemos adentro, hay mucho neoliberalismo residual en todos los estamentos del Estado, vos das una orden pero no baja, se queda trabada en algún lado de la estructura burocrática, es ahí donde se debe trabajar firmemente".



.3
Veamos qué dice la Tribuna de Doctrina golpista: Editorial de La Nación...

En efecto, la infraestructura institucional, que se encuentra desde hace años gravemente dañada, en esta década ha sido directamente dinamitada. En la misma crisis energética se puso en evidencia este déficit. Los funcionarios denuncian a las empresas por las malas prestaciones, cuando deberían haber sido ellos, a través de organismos de control independientes y competentes, los encargados de evitar el colapso. Máxime teniendo en cuenta que el Estado tenía y tiene sus representantes en los directorios de esas compañías.

Las estatizaciones de Aerolíneas Argentinas e YPF, por citar sólo dos ejemplos, se justificaron en incumplimientos empresariales que el Estado fue incapaz de detectar y corregir en el momento en que se estaban produciendo. Es difícil que un sector público que no sabe controlar sea capaz de gestionar...


.4
El dedo de Mempo Giardinelli en la llaga...

Uno de los problemas centrales de la economía argentina son esos tipos (economistas del establishment porteño). Y otro es la inflación, desde luego. Nadie lo niega, o acaso solamente el Gobierno, que elude reconocerla y la sobrelleva en silencio enfrentándola con medidas no siempre eficaces, como los acuerdos de precios y las amenazas de importación de productos. Estrategias, cabe recordarlo, que jamás han funcionado en la Argentina por una sencilla razón que nuestros políticos no quieren ver: para que funcione cualquier medida y sea mínimamente exitosa, hay que tener eficaces mecanismos de control. Y eso no existe en este país. En ningún campo, en ninguna actividad oficial.

Alguna vez los que gobiernan y los que quieren ser gobierno se darán cuenta de que toda buena gestión estatal depende en gran medida del desarrollo y aplicación de consistentes y permanentes mecanismos de control, que a su vez conlleven rigurosos y eficaces sistemas de sanción. Nada de eso se practica aquí. En ninguno de los tres poderes de la República y en ninguna de las 24 entidades federadas...


.5
La mirada de Pedro Peretti...

Acá hay un juego perverso que tiene que ver con el modelo agropecuario argentino, donde lo que se debate siempre tiene que ver con el volumen, y lo que necesitamos es exportar menos pero con más valor agregado. Quien construye el volumen te marca la política agropecuaria. Uno de los puntos que proponemos es la creación de un ente público no estatal, con control social, donde se discuta la exportación de granos. ¿Por qué no una Junta de Granos, como existió en décadas pasadas? Los instrumentos económicos que fueron exitosos en el pasado no se pueden recrear hoy, el mundo cambió. Además, si creás un organismo estatal en diez minutos Cargill te nombró al gerente y en veinte minutos Nidera te puso al presidente, esto es así. Necesitamos una política agropecuaria que apunte a la diversificación, a la chacra mixta, que agregue valor en origen.


.6
Por supuesto que el ejemplo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires gobernada por Mauricio Macri es lo que no queremos para la Argentina. La ausencia del Estado en la Educación pública, la Salud en los hosptales, la seguridad, la vivienda, el transporte, las inundaciones, la obra pública... Son los años del menemismo aggiornados en la ciudad más rica, más desigual, más gorila, más reaccionaria de la patria. Hay mucho por hacer y se requiere la participación popular en las decisiones del Estado. Hay que crear los vasos comunicantes entre la ciudadanía, los pequeños productores, los olvidados, y los gobernantes, para que no sólo los empresarios poderosos se sienten a la mesa de negociaciones donde se corta el bacalao...

Si no hacemos las cosas bien y rápido, no por mérito ajeno sino por nuestros errores, puede que vuelvan los 90, de la mano de Massa, o Macri, o quien sea...   




Daniel
Mancuso





aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen