buscador

Búsqueda personalizada

jueves, 19 de diciembre de 2013

LAS HORMIGAS AFRICANAS









"Quieren invadirnos". Forman colonias de un tamaño que se extiende desde unas docenas de individuos predadores que viven en pequeñas cavidades naturales, a colonias muy organizadas que pueden ocupar grandes territorios compuestas por millones de individuos.

Amenazantes, las hormigas avanzaban sin prisa pero sin pausa en el vídeo que ha distribuido la Delegación del Gobierno español, captado desde el helicóptero cerca de la medianoche. El primer avistamiento se produjo antes, en torno a las diez y media de la noche, lo que obligó a la Guardia Civil y a las fuerzas de seguridad marroquíes a reforzar su despliegue para intentar impedir que esa marea humana lograra su objetivo de saltar la valla. Quieren destruir nuestro estilo de vida occidental y cristiano. No pasarán.

El helicóptero de la Guardia Civil captó con sus cámaras de infrarrojos a un grupo muy numeroso de inmigrantes aproximándose de forma organizada hacia la valla melillense.

Fueron localizados por cámaras de visión térmicas cuando bajaban desde el monte Gurugú, donde se asienta el poblado de subsaharianos que tratan de acceder a la UE.

Pero el gobierno español de Mariano Rajoy no pierde el tiempo: volvió a colocar en lo alto de la doble verja que rodea Melilla, la colonia ibérica en Marruecos, las llamadas concertinas, que son unas cuchillas que se entremezclan con los alambres para evitar que quienes pretenden emigrar puedan hacerlo. Tras las protestas de ONG españolas e internacionales, las chuchillas se quitaron en 2007 porque provocaban profundos cortes en las manos y piernas de los subsaharianos que trataban de entrar en la ciudad autónoma escalando la verja. Su instalación y la elevación de la verja de tres a seis metros habían costado unos 30 millones de euros. Sin embargo, hay que parar a las hormigas, y no se puede escatimar en gastos.

Los primos italianos tienen iguales problemas con los insectos sociales. En fila pasan uno a uno ante el chorro de desinfectante que los operarios del centro de socorro de Lampedusa lanzan contra sus cuerpos desnudos. Un inmigrante africano grabó con su teléfono la "acogida" que reciben en la isla italiana. Se pudo ver en la televisión pública italiana RAI2. Khalid, autor del video, cuenta que también las mujeres son vacunadas así, sin miramientos, como animales. Vemos, también, cómo los trabajadores de la cooperativa Lampedusa Acogida, encargada de gestionar el centro, ordenan en fila a los jóvenes, mientras el periodista italiano advierte que "muestran la desenvoltura de quien desempeña un trabajo rutinario".

Lo más probable es que antes o después vuelvan a probar suerte, ya que los intentos de entrada de hormigas inmigrantes no cesan en la blanca Europa.



















Daniel
Mancuso












No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta