buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 18 de diciembre de 2013

INSOLIDARIOS CORTES DE LUZ




Inexplicablemente, no me cortaron la luz. No sé cómo ni por qué, pero en casa, siempre encendieron las lamparitas de bajo consumo cada vez que tocaba las teclas, el agua estaba fría en la heladera, hasta pudimos mirar TN sin censura, que contaba la tragedia de los barrios sin luz, los viejitos sin ascensor, los inválidos sin heladera, los tilingos de altos edificios de la Recoleta puteando porque Oyarbide tenía luz y ellos no.

En el supermercado chino de la otra cuadra se les pudrió la leche y los yogures, quedaron las heladeras vacías, y en el otro chino, y en el otro, pero en casa siguieron girando los ventiladores a pesar de que no servía de mucho contra los 30 y pico de calor y sudores. Si todo sigue así, van exiliarse a la tierra de Mao porque dicen que acá los maltratan, los afanan, los saquean y los funden.

Encima, de modo solidario, yo iba apagando y encendiendo ventiladores a medida que me trasladaba de una habitación a la otra. No así en la Sede Comunal 13 (Ex CGPC): Av. Cabildo 3067 (Teléfonos: 4702-3748/9), por ejemplo, donde el aire acondicionado estaba tan fuerte que uno pasaba por la vereda y se quedaba recibiendo los efluvios helados que salían por la puerta de vidrio entornada. Que barbaridad, decía una señora, qué desperdicio, qué cinismo... igual que el yopin Alto Palermo que estaba a todo lo que da, cuenta una chica que cruza el predio todos los días desde Santa Fe hacia Beruti y viceversa. Qué fresquito, mi dios, estas son las mieles del mercado, decía sin entender que mientras unos malgastan, otros no tienen.

El asunto da para mucho análisis, que no se hicieron las inversiones necesarias, que no hubo controles por parte del Estado, que es una rémora de los 90, que la década ganada azuzó el consumo de la clase media que compró 5 aires acondicionados por familia y ahora , la clase media cacerolea porque no hay electricidad para encender los aires. Que se los metan en el culo, dice un vecino en camiseta, sentado en el cordón de la vereda.

La seguidilla de interrupciones en el suministro eléctrico provocó que los comerciantes que trabajan con mercaderías perecederas hayan perdido buena parte de ellas (¿alguno habrá regalado un helado a un pibe de la calle, una leche a un linyera, un queso a un cartonero, antes de tirarlos a la basura?) y que las familias también debieran vaciar freezers y heladeras, y transportar los alimentos a casas de parientes, reciclando relaciones olvidadas, promoviendo encuentros con la abuela que hacía tanto tiempo nadie visitaba, o la tía con la que estábamos peleados hace 3 navidades...

¿Qué dice la política?

El jefe de Gabinete Capitanich sugirió a las empresas hacer cortes rotativos y programados. El ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, afirmó hoy que existen "interrupciones preventivas que se realizan para efectuar tareas de mantenimiento cuando se detecta que en un determinado lugar las instalaciones eléctricas pueden estar sobreexigidas por exceso de demanda". Ni lerdo ni perezoso, Macri aseguró que los cortes de luz reflejan "el fracaso de la política energética del Gobierno". Desde el kirchnerismo, Edgardo Depetri salió con los tapones de punta mediante la usual teoría conspirativa que explica todos los males: "Primero fue la policía y ahora la electricidad; quieren crear una sensación de caos".

Menos mal que Roberto Caballero en su programa por Radio Nacional (miércoles 18/12/13 - 18:45) nos explica, en una nota de color, cómo es el asunto de los grupos electrógenos. A ver, muchachos, hagamos una vaca y recolectemos unos mangos para comprar tres litros de nafta para hacer andar el aparato... viva la contaminación ambiental, viva el ruido ensordecedor en las veredas y balcones, viva el gasto dilatado de combustibles que deberán ser importados y aumentarán la demanda de dólares que hará crecer el dólar blu y seguirá la rueda... digo, qué sé yo, viste.














Daniel
Mancuso



2 comentarios:

Tilo, 72 años dijo...

El criterio de la época neoliberal-conservadora que nos jodió la vida para beneficio de un selecto grupo, radicaba en que Argentina no volvería a ser un país industrializado. Por ende, nuestra producción de gas ó de petróleo podía ser alegremente exportada en lugar de alimentar nuestro desarrollo. Y tampoco era necesario incrementar la generación eléctrica, total ... para qué?
El cambio de filosofía operado a partir de 2003 que no sólo enjuició a asesinos, descolgó cuadros, reinstauró la educación técnica y redobló el apoyo a la ciencia, también operó en volver a impulsar la industrialización del país con la consiguiente creación de puestos de trabajo. Y también puso énfasis en la producción de energía eléctrica que pasó de una potencia instalada de 17.800 Mw en 2003 a 26.500 Mw en 2012, es decir, casi un 50% MÁS.
Pero el talón de Aquiles y el cascabel que aún el Estado (E.N.R.E.) no atinó, no supo ó no quiso ponerle al gato de las distribuidoras de energía y no sólo en la zona metropolitana de Buenos Aires, es el grave problema que debemos soportar los sufridos usuarios.
El problema no reside en que hay "muchos acondicionadores de aire" ó una recuperada actividad industrial. Ambas circunstancias no se produjeron súbitamente y sin aviso. Por el contrario, son la consecuencia DESEADA de una mejora notable en los niveles industriales y en la calidad de vida de millones de compatriotas a lo largo de UNA DECADA. Y el incremento de la potencia instalada, consecuencia de importantísimas inversiones efectuadas por la Nación, dá prueba de ello.
¿A quién se le escapó la tortuga, entonces? Porque este repetido problema de cortes de energía que nos arruinan la vida vienen sucediendo con distinta intensidad a lo largo de varios años. Considero una irresponsabilidad por parte del nuevo Jefe de Gabinete anunciar "un sistema rotativo de interrupción de suministro del servicio eléctrico", que no es otra cosa que los "cortes programados" de los últimos años de Alfonsín. Un problema que ya sufrí hace casi UN CUARTO DE SIGLO. Lo que ya debería haberse instrumentado y llevado a cabo es una operación coherente de la prestación y una QUITA DE LAS CONCESIONES, ya que aparentemente con las multas que no siempre son pagadas, no se hacen las obras que son necesarias.

Y lo digo con todo el derecho que me asiste por haber renunciado a los subsidios estatales a partir de noviembre de 2011 cumpliendo con lo que mi conciencia me dictaba, sin importarme un bledo que algunos me calificaran de "boludo".

Apoyo a este modelo totalmente, pero en estas circunstancias, no encuentro atenuante alguno para esta absurda y repetida situación.

Saludos

Daniel Mancuso dijo...

Muy de acuerdo... duro Tilo, duro...

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta