buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 13 de noviembre de 2013

BUITRES DE ACÁ Y DE ALLÁ





























«Lo que movilizó las masas hacia Perón no fue el resentimiento, fue la esperanza. Recuerde usted aquellas multitudes de octubre del '45, dueñas de la ciudad durante dos días, que no rompieron una vidriera y cuyo mayor crimen fue lavarse los pies en la Plaza de Mayo...Recuerde esas multitudes, aún en circunstancias trágicas y las recordará siempre cantando… No eran resentidos. Eran criollos alegres porque podían tirar las alpargatas para comprar zapatos y hasta libros, discos fonográficos, veranear, concurrir a los restaurantes, tener seguro el pan y el techo y asomar siquiera a formas de vida "occidentales" que hasta entonces les habían sido negadas… la multitud no odia, odian las minorías, porque conquistar derechos provoca alegría, mientras perder privilegios provoca rencor».


Recondando a Arturo Jauretche en el 



Los buitres, como orden de aves, tienen una insólita y muy oportuna distinción: están los del Nuevo Mundo y los del Viejo. Entre los primeros, abunda el zopilote, ese típico y bien fulero pajarraco siempre visible a los costados de la ruta rasgando carne y entrañas de animales atropellados. Su hábitat: América Latina y EE UU. Entre los segundos, destacan dos: el alimoche y el quebrantahuesos. Residen en Europa, Asia y África.

Los buitres son aves, claro, pero el diccionario de la Real Academia reserva una acepción para los seres humanos: "Persona que se ceba en la desgracia de otro". Su clasificación es diferente a la de los alados animales, distinguiéndose los americanos del Norte por un lado y los americanos del Sur por el otro. La Unión de Sociedades de Ornitología de EE UU recomienda a la Asociación Antropológica del mismo país que aplique sus herramientas analíticas migratorias para identificar qué extraña razón alienta a los buitres-humanos estadounidenses (wallstreetum terroristis) a emigrar masivamente a la República Argentina. Y qué extraña razón, en segundo plano, promueve la sublevación de las familias domésticas argentinas, el mitrum oligarcum, aliadas de sus colegas norteños y sumamente excitadas con su intensiva visita. Nosotros sabemos qué pasa, y de paso cañazo, porque lo cultural está íntimamente ligado a la Segunda Independencia, una propuesta de reivindicación del Cóndor Andino.


EL MITRUM OLIGARCUM...

Las familias de buitres domésticos perdieron el control de la Argentina, cosa que las contrarrevoluciona. Mientras más mercado interno, más empleo y mejor redistribución de la riqueza, menos carroña para alimentarse. El BCRA dejó de ser una filial de Wall Street y del FMI. Abandonó su estatus de simple caja de conversión (la caja de la que no hablan). Las reservas suben o bajan en función de decisiones emanadas de un Poder Ejecutivo que gobierna un país soberano, y no de uno que administra una semicolonia. Los ingresos, la recaudación y el presupuesto mangueras adentro. El buitre local, hambriento, bate las alas con desesperación:

"El Estado ha crecido de forma descontrolada durante la última década, tanto desde la óptica de la carga tributaria como desde el gasto público y la falta de las correspondientes contraprestaciones en las áreas que de él dependen" (La Nación, 2/11/13).


¡Achicar al Estado es agrandar la Nación! El pesimismo aqueja a la famélica ave carroñera criolla: "No se vislumbra que vaya a haber una política seria de reducción del gasto en áreas innecesarias o vinculadas con necesidades estrictamente políticas".

Luego, la médula de la protesta, perfectamente sintetizada en el título del editorial que aquí analizamos: "Un Estado tan elefantiásico como inequitativo".

Continúa después denunciando el brutal crecimiento del Estado en "alrededor del 60% a lo largo de los últimos 12 años. Su tamaño consolidado (medido como el total del gasto primario nacional, provincial y municipal en relación con el PBI) pasó de representar el 26,5% de la economía, en el período 2000-2006, al 42,5% en 2012". ¡Achicar al Estado es agrandar la Nación!


¡ESTADODEPENDENCIA!

Si los argentinos y argentinas somos más y tenemos más con qué vivir, consumimos de todo mucho más. Las proteínas vacunas y porcinas de exportación escasean y los mitrum oligarcum tienen menos para carroñar. El Estado se expande y absorbe rentas, riquezas y recaudación que antes deglutían nuestros buitres del barranco engrosando sacos estomacales y bolsillos de elegantes sacos. El house organ de los mitrum oligarcum nos hace saber que "...un Estado enorme requiere cada vez mayores gastos. Durante los últimos 12 años y, sin considerar la seguridad social, el aumento más alto se origina en los derechos de exportación, en el impuesto a las ganancias y en el de los débitos y créditos bancarios".

 Al final del editorial, la alerta: "La situación es gravísima, pues muy por debajo de la retórica productivista del Gobierno, se consolida el lamentable fenómeno de lo que podría llamarse la 'Estadodependencia' (¡sic!), tanto de personas con los gobiernos como entre administraciones".

¡Estadodependencia! En realidad, tienen pavor de que el crecimiento se traduzca en desarrollo, en desarrollo con justicia social, en desarrollo con Estado protagónico y rector. Tienen pavor y caen al vacío al verificarse una estatización-socialización del desarrollo, lo cual, saben, se traduce en la consolidación de la Argentina como Estado-Nación inserta en una región con lazos y destino comunes. Si los actuales límites de la Argentina siempre les resultaron espantosamente inmensos (recuérdese el plan maestro de Don Bartolo con el fracasado Estado de Buenos Aires), ni que hablar de la Patria Grande con un Mercosur y una Unasur al servicio de los pueblos, la industrialización genuina y la autosuficiencia económico-financiera de sus países miembros.


EL WALLSTREETUM TERRORISTIS...

Esta, la familia de buitres estadounidenses (no confundir con norteamericanos, pues dicho término, apropiado hábilmente por EE UU, refiere al subcontinente Norte América, donde además residen México, Canadá, Groenlandia y Bermudas, entre otras dependencias). Como sea, y tal como fuera dicho precedentemente, el wallstreetum terroristis tiene garras, pico y ojos clavados en la Argentina.

Su principal house organ casa matriz es The Wall Street Journal.

Su brazo ideológico, la Heritage Foundation, y su ejecutor político (y también mediático), la American Task Force Argentina (ATFA).

¿Qué publica el portal oficial del ATFA? Levanta diariamente notas del pasquín del mitrum oligarcum, sumado al diario de una subespecie menor de buitres aunque igualmente carroñera, el magnettus desbocadis. En pocas palabras, replica (en inglés, obviamente) las principales notas de los sectores económicos ligados al terrorismo financiero y especulador de la Cuenca del Plata-Río Grande do Sul. En este sentido, vale la pena mencionar dos artículos bien emblemáticos.

El primero, de Clarín. Título y bajada: "Los empresarios del sur de Brasil dicen que la situación es 'insostenible'. Exigieron al gobierno de Dilma Rousseff que defienda sus intereses por las trabas comerciales argentinas".

El segundo y más importante, por su autor (Marco Maia, diputado nacional del PT-RS, titular de la Comisión de Relaciones Exteriores y de la Defensa Nacional), pide que Brasil revise su relación comercial con la Argentina. Maia se pregunta: "¿Será este el momento oportuno para cambiar de foco e invertir en la diversificación de las relaciones comerciales en América del Sur con otros países emergentes?" Y finalmente remata: "Estamos ante una oportunidad óptima para rever la prioridad que Brasil dedica a la Argentina en el campo comercial. Este es, sin dudas, el momento ideal para revaluar la posición privilegiada que nuestros 'hermanos' (sic) ocupan en la cartera de las exportaciones brasileras, inclusive por el escenario de incertidumbre en cuanto al futuro económico y político de la Argentina. Esta diversificación de las relaciones comerciales también servirán para proteger nuestra economía en caso de una declinación económica de nuestro vecino."

Lamentable que semejante oda reaccionaria provenga de un peteísta. Se expresan por su boca los buitres oriundos de Brasil, o zamuro grande de cabeza amarilla, más conocidos como guala amazónica, urubú de la selva, urubú grande de cabeza amarilla y oripopo cabeza amarilla mayor. La vieja estrategia del imperialismo de meter cuña en la región. Sabe lo que hace el wallstreetum terroristis.


REIVINDICACIÓN DEL CÓNDOR ANDINO (¡A LOS BUITRES POR SU NOMBRE!)...

Pegadito a las dos notas anteriores, se observa en el portal ATFA y también traducidas: "Adiós Cristina", de La Nación de Costa Rica (buitres centroamericanos o zopilotes); "Volver al Mundo", de La Nación de la Argentina; y "El Congreso de EE UU presiona para negociar con los fondos buitre", de Clarín.

Aboquémonos al segundo y al tercero. "Volver al Mundo", editorial de La Nación del pasado 30 de octubre, constituye el archiconocido lamento mitrista de "nos caemos del mundo". No falta, como es habitual en este tipo de quejidos, el recuerdo a su enemigo público número uno: "En el inicio de su gestión, el entonces presidente Néstor Kirchner maltrató de palabra a los poseedores de títulos argentinos en default, y en 2005 realizó una propuesta de reestructuración de extrema agresividad bajo la consigna de 'acepten o nunca más se les pagará nada'". Maravilla como el mitrum oligarcum hace lobby para que su primo el wallstreetum terroristis cobre sus honestos y bien conseguidos manguitos en su juicio a la Argentina.



Hay mucho más para decir, pero pasemos a la tercera y última nota levantada por el ATFA. El artículo es del 30 de octubre también. El magnettus desbocadis operando para los buitres en su máxima expresión, dando cuenta de una carta recibida por la embajadora argentina en Washington, firmada por "dos pesos pesados del Congreso de Estados Unidos".

Pero dejemos de lado el insuperable lamebotismo clarinista para relatar lo más sustancial. La traducción al inglés que el ATFA hace de "fondos buitre" (mencionado en el artículo de Clarín) es "vulture fund". Eso es sumamente injusto y explicaremos por qué, tal cual nos confirmó la Federación Ornitológica Argentina. Sucede que es técnicamente incorrecto traducir buitre como "vulture", pues dicho término deviene de vultur gryphus o, en llano castellano, cóndor andino o Cóndor de los Andes. El cóndor es símbolo nacional en Chile, Bolivia, Colombia, Perú y Ecuador. Símbolo, asimismo, de la hispanidad, además de considerado patrimonio cultural y natural de América del Sur. La hermosa ave carroñera, muy presente en nuestro país, ligada íntimamente a su geografía, paisaje, tradición y folclore, debe ser urgentemente redimida. Amenazada de extinción, sí. Amenazada por la reacción y el terrorismo financiero y especulador, como la Argentina soberana y su pueblo, también. ¡A los buitres por su nombre!










2 comentarios:

uno dijo...

¡Excelente!

jfc dijo...

Gracias, por el excelente trabajo de recopilación y análisis.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen