buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 4 de septiembre de 2013

LA NACIÓN NO MIENTE






No, no y no. El diario La Nación no miente. Dice la verdad, siempre. Su verdad, la de los poderosos, los impunes, los mezquinos, los turros, los gorilas golpistas asesinos hijos de mierda.

Desde su fundación, Bartolomé Mitre pensó que las clases oligárquicas necesitaban una voz colonizada y cipaya, por eso nos legó una tribuna de doctrina para la explotación de las mayorías y el afianzamiento de la dependencia de los centros de poder mundial. Y fuimos colonizados y estamos llenos de cipayos. Los gorilas cumplen, La Nación dignifica.

Y en todos estos años, desde el 4 de enero de 1870, no han cambiado un ápice.

En el editorial del lunes 2 de septiembre, "La tinta no destituye", La Nación aclara, confirma, ratifica, pregona, se solaza, vocifera lo que siempre supimos: que son golpistas duros y blandos, que han derrocado gobiernos populares, que han sido socios y cómplices de las dictaduras y las masacres.



    «Con un comparación tan falsa como absurda y peligrosa, Cristina Fernández de Kirchner ha vuelto a insistir con su teoría destituyente, según la cual la prensa independiente procura "derrocar o destituir gobiernos populares". Fue el jueves último en Berazategui, al reanudar la campaña electoral, cuando hizo suyas las palabras que acababa de pronunciar el intendente de esa comuna, Patricio Mussi. "Me encantó la metáfora -afirmó la jefa del Estado refiriéndose a una frase de Mussi-, lo de las balas de plomo que derrocaron a Perón con las balas de tinta que por ahí intentan derrocar o destituir gobiernos populares. ¡Qué metáfora tan exacta y tan perfecta!"
    »En boca de la Presidenta, esas palabras revisten una inusual gravedad por el ataque a la prensa que ellas encierran, pues la metáfora, lejos de ser "tan exacta y tan perfecta", es errónea y falaz de punta a punta. Ni las balas de plomo derrocaron a al general Juan Domingo Perón, ni existen balas de tinta, ni, en caso de existir, podrían destituir gobiernos. Perón no cayó por obra de las armas que alzó la Revolución Libertadora en 1955. Cayó, básicamente, porque su régimen se había agotado y abundaban los escándalos y las burdas muestras de autoritarismo»
.



16 de junio de 1955 - Bombardeo a Plaza de Mayo por elortiba



    «Las "balas de tinta" no matan ni hieren, ni mucho menos derrocan gobiernos. Esos proyectiles sólo informan, analizan, investigan y critican. Forman opinión. Si esa opinión, al convertirse en el voto que se deposita en las urnas, resulta políticamente letal, es pura y exclusivamente porque la tinta, al margen de los errores que se puedan cometer, ha sabido transmitir la realidad en la que viven los lectores...».







Usted pensará que estamos confundidos, que no nos dimos cuenta de que La Nación miente, pero no. No miente, sólo aclara, difunde, notifica de qué lado están. Y eso es bueno. Son visibles. Son sinceros. Son crueles. Son de derecha, reaccionarios, asesinos, hipócritas, y no se arrepienten de nada porque se creen y son impunes, por ahora.






Daniel
Mancuso







2 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

es la verdad de los gorilas de siempre

Anónimo dijo...

Esta semana, por ahí, reinvindican la guerra de la triple alianza, si les parece, porque lo de 1933 no anduvo y así

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen