buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 12 de abril de 2013

# 18 A (LA FARSA)











Los ciudadanos y ciudadanas que apoyamos a este proyecto nacional en marcha que ahora conduce la Presidenta, hemos perdido el rumbo.

En innumerables charlas, reuniones, cumpleaños, encuentros casuales, asados familiares y pizzafiesta del sábado a la noche, hemos intentado dialogar, entrar en razones, escuchar y rebatir con fundamentadas opiniones en busca de un diálogo que nos enriquezca sin arribar a buen puerto, más bien naufragando.

¿Se puede encontrar el consenso  tan mentado donde todos estemos de acuerdo? Falso. Error. Peligro. Inútil. Al pedo. Los opositores no razonan, no dialogan, no escuchan, no reconocen, no analizan. Alguien que está en contra, que dice a todo que no, que no propone salidas superadoras, que no votó a Cristina, que adhirió al 8N, y que se nutre cotidianamente consumiendo TN, Clarín, La Nación, Perfil y otras cloacas, no necesita razones porque todo su odio transita carriles emocionales, de irracional fundamentación, por eso putea, insulta, denosta, satiriza, con irónico desprecio hacia quienes queremos converzar y llegar a una conclusión. Cuando uno de nosotros intenta insistir en la discusión es posible que se violenten y nos golpeen con palabras u otros objetos contundentes. Desear males venenosos y hasta la muerte son facetas muy naturalizadas en individuos contreras.

Y yendo de lo general a lo particular, de abajo hacia arriba, llegamos a los dirigentes políticos, empresariales y burócratas sindicales que sintetizan tanto odio redactando un documento absurdo y haciendo declaraciones en televisión.

Ahora convocan a la Plaza de Mayo, para decirnos que no quieren más este estado de cosas y que si no cambia son capaces de romper las reglas de convivencia democrática. Las reglas de la semántica ya se han estropeado hace rato. Acusaciones, mentiras, falacias, insultos, son moneda corriente en el discurso opositor que sostiene lo contrario de lo que expresa a pesar de almibarar las palabras con valores como: democracia, instituciones, república, justicia, libertad, consenso, diálogo. 
  
La historia se repite como tragedia o como farsa, segun Marx.

En 1945, la embajada de Estados Unidos, dirigida por el empresario y lobbista estadounidense Spruille Braden, promovió la unificación de las fuerzas opositoras, hasta conformar un gran movimiento anti-peronista (gorila)  ─que incluyó a los partidos Comunista, Socialista, Unión Cívica Radical, Demócrata Progresista, Conservador, la Federación Universitaria Argentina (FUA), la Sociedad Rural (terratenientes), la Unión Industrial (grandes empresas), la Bolsa de Comercio, y los sindicatos opositores (los padres de la Mesa de Enlace, la UIA, la AEA y el grupo A, todos juntos)─, denominado: Unión Democrática.


Luego de las elecciones legislativas de 2009 hasta la reelección de Cristina en 2011, se trató de conformar el Grupo A, un rejunte opositor impotente y descerebrado. A pesar de todo, 12 millones de argentinos elegieron la democracia inclusiva. Los otros se repartieron en muchos pedazos sin brújula. Y como son irrespetuosos, presumidos, egocéntricos, insolidarios, e inescrupulosamente antidemocráticos, no se bancan el rumbo que decidió la mayoría, por eso entorpecen la marcha del proyecto.

Ellos no quieren la democracia donde el Estado arbitre en favor de los más vulnerables que luchan por sobrevivir a las fuerzas fagocitadoras del mercado. Detestan la inversión pública  (a la que llaman "gasto"), aborrecen las mayorías populares, no creen en el voto universal, sostienen la lucha de clases, directa o indirectamente, porque se sienten escindidos de los pobres, migrantes de países limítrofes, y desocupados. Propugnan el voto calificado para que sólo pueda elegir gente como uno. El discurso antipolítico es su lenguaje, las zonceras argentinas han calado hondo en sus conciencias. Su cosmovisión del mundo es neoliberal. Ellos prefieren las corporaciones al Estado nacional. Son individualistas extremos, casi talibanes defensores del Consenso de Washington que los benefició antes de la implosión del 2001. Añoran el 1 a 1, los viajes y los dólares dulces. Tienen el corazón endurecido de tanto especular, medrando sueños de intrigas y rapiñas.

Ahora quieren repetir la farsa.

 

Daniel
Mancuso





5 comentarios:

Daniel dijo...

En el humanismo había un dicho:
-"Si tu deseo es dormir o morir nada puedo hacer".

Mientras no nos jodan, a seguir gestionando.
Ah, que nos joden? A superarlos con lo mejor que tengamos.

Hilda Mendoza dijo...

Comparto un 100% tus dichos.
Pasa en reuniones familiares y hasta con personas con las que teníamos en común algo más que el ADN...
Que esa teoría la sostengan los dueños del poder, tiene sentido (al menos para ellos). Pero que "Doña Rosa" lo repita en el almacén, es de no creerlo.
La incapacidad de razonamiento independiente es terrorífica.
Las clases medias que golpeaban las puertas de los bancos, conducidas eso sí por un actor y no por un politico, que obligaron a las grandes empresas a blindar sus entradas, que obtuvieron miles de beneficios, NIEGAN todo lo que es mínimamente tangible...
Están en estado "comatoso", no tienen signos cerebrales visibles...

MÓNICA ADRIANA ROSANO dijo...

HAY QUE DEJARLOS Y SEGUIR COMO SI NADA. EN AGOSTO CON LAS PASO LOS QUIERO VER

Anónimo dijo...

Mientras tanto la causa por las escuchas sigue durmiendo...a nadie le molesta?

Daniel de Quilmes dijo...

Los tilingos esos se merecerían 4 años de neoliberalismo al palo para que comprueben que su progreso no fue producto solo de su esfuerzo sino también de un gobierno que creo las condiciones para que ello se produzca. Slds

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen