buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 6 de marzo de 2013

TODOS LOS CHÁVEZ, EL PUEBLO
























Aquí hay dolor y alegría, tristeza y esperanza, bronca y memoria. Se murió uno de los nuestros, uno de los mejores. Un irremplazable. Afuera la carroña internacional rechina los colmillos y se babea ante el cadáver caliente. Es la hora del chaparrón agorero. El eterno retorno de lo abyecto. La mentira mediatizada se revuelca en el lodo de la desgracia para gozar el orgasmo reaccionario más esperado: la derrota final de un líder popular inexpugnable.

La gota china que taladra conciencias no para de matar. Manoseó a más no poder al enfermo y ahora va por su memoria. La prensa canalla del mundo desparrama todo el veneno mediático para atacar al mito Hugo Chávez, para intentar destruírlo, anunciando la muerte de su obra y su ejemplo. Biografías cargadas de frases repetidas hasta el hartazgo, denostando sus logros a través de una construcción de sentido funcional a la injusticia y la exclusión. La derecha planetaria está satisfecha y eructa sus efluvios podridos...




1

La muerte de Hugo Chávez tras una intensa batalla de dos años contra su enfermedad pone un punto y aparte en la historia reciente de Venezuela, más allá de su condición de jefe del Estado hasta el momento de su fallecimiento. Su desaparición había sido asumida por sus compatriotas tras el espeso y torpe silencio gubernamental que envolvió su reciente regreso de La Habana. Pero esa circunstancia difícilmente rebajará el impacto dejado por un presidente sui generis que consiguió permanecer en el cargo casi catorce años y ganar sucesivas elecciones con una mezcla de carisma personal, largueza en el uso del dinero del petróleo, retórica populista y habilidad para convencer a muchos de que sus vidas serían mejores gracias a la revolución bolivariana... ("Una huella desmedida", EL PAÍS, España)



2

Lo que sí sabemos ahora, en el momento de su muerte en Caracas, tras un año y medio de batalla contra el cáncer, es que este comandante golpista soñó con convertirse en Hugo "Che" Chávez, el gran líder antiimperialista del siglo XXI. Añoró ser tan idolatrado por el mundo como el revolucionario ícono de remeras y causas perdidas. También luchó por ser el sucesor de Fidel Castro, su padre político, el hombre que desde la sombra movió los hilos del socialismo del siglo XXI.

Pero en sus sueños de gloria, el más delirante de todos lo convertía en el nuevo Simón Bolívar, el libertador latinoamericano del siglo XXI. En un planeta sediento de petróleo, el presidente venezolano usó y abusó de los inmensos recursos energéticos de su país para convertirse en el impulsor de una América latina integrada sin Estados Unidos y bajo su yugo, impuesto en algunos países a golpe de petrodólares o copiado a conveniencia por sus mandatarios...
("Hugo Chávez: el líder mesiánico, el revolucionario, el mito que rompió todos los límites",  LA NACIÓN, Argentina)



3

Hugo Chávez, uno de los mandatarios más controvertidos de Sudamérica y cabeza de un presidencialismo casi monárquico, murió ayer a las 16,25. El anuncio lo hizo entre sollozos en el hall del hospital militar el vicepresidente Nicolás Maduro, el hombre a quien Chávez había designado para sucederlo. Es el funcionario, que, se descuenta, se impondrá fácilmente en las elecciones que se deberá convocar los próximos 30 días y que deberían realizarse a partir del 6 de abril entrante.

La muerte del líder bolivariano, puso término a 14 años de un turbulento régimen con reelección permanente que logró control total del Congreso unicameral y del Tribunal Supremo, máxima instancia judicial. Chávez tenía 58 años... ("Murió Hugo Chávez: El líder populista que marcó a la región, falleció a los 58 años", CLARÍN, Argentina)



4

En estos 14 años, usando ampliamente sus habilidades mediáticas, polarizó a los venezolanos en dos mundos aparentemente inconciliables, pues siempre dejó en claro que él no gobernaba para la oposición, sino solo para sus partidarios. En este contexto, atacó a los medios de comunicación neutrales y opositores, persiguiéndolos judicialmente. Su blanco especial fueron los canales de TV de alcance nacional y de noticias: algunos perdieron las concesiones, otros cedieron y cambiaron su programación, eliminando la actualidad política y económica... ("La importancia de Hugo Chávez", EL MERCURIO, Chile)



5

Chávez ha dejado tras de sí una crisis general en todos los ámbitos de la vida de los venezolanos, divididos y en lucha fratricida por el poder. Para comenzar, la economía precisa ajustes ineludibles, debido a su elevado déficit fiscal, inflación y deuda pública.

En lo político, la turbulencia ha impactado tanto en el chavismo como en la oposición. Mientras agonizaba, Chávez sirvió de amalgama a sus dirigentes y los cinco millones de militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). Sin embargo, su ausencia deja aflorar las profundas divisiones y enfrentamientos contenidos en la base del partido por la figura carismática del fundador... ("La lucha por el poder abre la olla a presión en el chavismo", ABC, España)



6

A pesar de los ríos de infundios, la batalla continúa. Todavía, hay mucho por hacer en el continente injusto que amanece certidumbres, que ha sufrido dictaduras y muertes de la mano de Washington, la CIA, la Escuela de las Américas, y la complicidad de quienes hoy festejan la muerte. Las oligarquias nativas, los cipayos corporativos, los diarios hegemónicos jamás se molestaron por los crímenes de Pinochet, Videla, Stroessner, Batista, Somoza, Duvalier... Hoy fomentan el odio de las clases acomodadas y los confundidos contra las democracias inclusivas y populares que se enfrentan a los poderes establecidos.

Hay un pueblo al lado de otro pueblo hermano de otro pueblo vecino de otro pueblo, que han reencontrando el mismo horizonte, que tienen el mismo destino. Hugo Chávez señala el camino...





Daniel
Mancuso













5 comentarios:

iris dijo...

Basta ver la clase de enemigos que tuvo para saber lo grande que fue. Y para saber donde está el pueblo. Ciertamente no con la Nación o el Mercurio.

Daniel dijo...

No pueden hacer otra cosa que mezclar las ganas que tienen con la realidad que les cae en sus cabezotas como un yugo implacable. Chávez se reproduce implacablemente como la hiedra de sus peores pesadillas.

Piotr Satanowsky dijo...

¿y que esperaban de estos tipos? Pedir grandeza a un gusano es una contradicción de términos.
Por otra parte, ahora tienen que lidiar no con la persona sino con el mito que ayer nació para America latina
Las proximas elecciones el PSUV las gana con el 70%

Tilo, 71 años dijo...

A través de los años, se recuerdan con respeto y amor por parte de los pueblos a las muertes de quienes han estado cerca de esos pueblos. En el caso de los políticos argentinos, Hipólito Yrigoyen, Eva Duarte, Ernesto Guevara, Juan Domingo Perón, Raúl Ricardo Alfonsín, Néstor Carlos Kirchner, en el caso de Chile, Salvador Allende. Getulio Vargas en Brasil y ahora, Hugo Rafael Chávez Frías en la hermana Venezuela.
El poder establecido, ese al que nadie vota ni votó jamás, es el enemigo declarado, embozado y en la actualidad públicamente desnudado por los nuevos vientos latinoamericanos.

¿Alguien recuerda a alguno de sus muertos?

Esa es la enorme diferencia. El amor y el recuerdo de los pueblos no los merece cualquiera y para obtenerlo, el poder fáctico y su odio NO SIRVEN PARA NADA.

Saludos

Anónimo dijo...

Para variar, la cucaracha que se revolco en la mierda y pus atacando al muerto (sin argumentos)fue Majul en la cloaca Infama. Se armo flor de quilombo pero se ve que lo mandaron a vomitar veneno sus patrones. Que nulo, que amanerado, que ignorante, que negado que es Majul, semialfabeto, y tiene programas en la tele. Que nivel de mierda tenemos.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen