buscador

Búsqueda personalizada

jueves, 7 de marzo de 2013

RAMON CARRILLO 107








"Los problemas de la Medicina como rama del Estado, no pueden resolverse si la política sanitaria no está respaldada por una política social. Del mismo modo que no puede haber una política social sin una economía organizada en beneficio de la mayoría..."







Hoy cumple 107 años uno de los mejores cuadros que dio el primer peronismo: el doctor Ramón Carrillo.

Se lo extraña, se lo necesita. Tipos así son imprescindibles para la profundización de Proyecto nacional en marcha. Habiendo tenido tal antecedente, el actual Ministerio de Salud debería salir del bajo perfil y empezar a actuar con más energía, contundencia, efectividad. Las ideas de Carrillo estaban en sintonía con la cabeza de Perón, con el corazón de Evita y con el dolor de todo un pueblo postergado. Fue un revolucionario, un patriota. Hoy, con los recursos y la tecnología con que contamos deberíamos retomar la senda del negro santiagueño, con férrea decisión política, y llegar al nucleo duro de la pobreza que todavía azota nuestro país, para que ningún pibe muera por causas evitables. Aún hay mucho por hacer, y Carrillo es nuestro guía.



"Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas..."



Había nacido en 1906, en Santiago del Estero. Fue secretario y ministro de Salud del presidente Perón, el primer ministro de Salud de la historia argentina. Aumentó el número de camas existentes en el país, de 66.300 en 1946 a 132.000 en 1954. Erradicó, en sólo dos años, enfermedades endémicas como el paludismo, con campañas sumamente agresivas. Hizo desaparecer prácticamente la sífilis y las enfermedades venéreas. Creó 234 hospitales o policlínicas gratuitos. Disminuyó el índice de mortalidad por tuberculosis de 130 por 100.000 a 36 por 100.000. Terminó con epidemias como el tifus y la brucelosis. Redujo drásticamente el índice de mortalidad infantil del 90 por mil a 56 por mil... Hizo una revolución en la medicina, en la política social y sanitaria, en la mente de los médicos, los funcionarios y el pueblo. Perón tuvo que hacer mucha fuerza para sostenerlo en el cargo, porque Carrillo  molestaba a los factores de poder y querían su renuncia. Al final tuvo que irse del cargo, en julio de 1954. Después, la Fusiladora lo persiguió y quemó sus libros.



A los 50 años, murió exiliado en Belem do Pará, al norte del Brasil. Estaba pobre y muy enfermo ese 20 de diciembre de 1956.




"Solo sirven las conquistas científicas sobre la salud si éstas son accesibles al pueblo..."






VEA TAMBIÉN

RAMÓN CARRILLO: MEDICINA Y POLÍTICA









Daniel
Mancuso





No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta