buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 2 de marzo de 2013

NOS CUENTAN LAS COSTILLAS




En el 45, la indignación era evidente: los negros tenían vacaciones, cobraban aguinaldo, se hacían la casa... dejaron de ser invisibles.

Hoy, les molesta que los pibes y pibas de los barrios tengan una netbook, o un celular, o que la AUH resuelva los problemas de escolaridad y ayude a las familias más marginadas.

Los ataques a Cristina son los mismos que recibía Perón, los mismos argumentos, la misma desestabilización y maledicencia. El mismo odio gorila. Es que el primer peronismo hizo lo mismo que hizo el proyecto nacional iniciado en 2003: puso patas para arriba el orden establecido y comenzó una etapa democrática  de inclusión, de industrialización, de protagonismo popular, de búsqueda de justicia social en detrimento de los poderes fácticos.

El 13 de abril de 1945, el diario La Nación recibía con los brazos abiertos al embajador de Estados Unidos Spruille Braden, futuro padre de la Unión Democrática...


«Hombre de ciencia al mismo tiempo que hombre de ley, hombre de acción ante todo, mister Spruille Braden es un prototipo de los estadistas de su país, eminentemente práctico. Su vida es un ejemplo de fe apasionada en la energía que la democracia encierra como fuerza propulsora del progreso. Desde que comenzó a señalarse en el desempeño de misiones en el exterior, ha afirmado el ideal de la confraternidad basado en la soberanía individual, como la única forma de alcanzar la victoria del espíritu sobre las pasiones obscuras».



Juan Domingo Perón se encargo de develar las mentiras ocultas en la bandera de la "libertad de Prensa" que enarbolan los empresarios reaccionarios cuando peligran sus negociados, lea la nota CLARIN, LA SIP Y PERÓN".




1

Premonitoria, Cristina decía ayer...

«Hoy en informática, ya no tenemos que ir a leer el diario ni nada, simplemente con un sistema de software conocer: a ver, ese juzgado, ¿cuántos expedientes tiene?, ¿cuántos ingresaron?, ¿desde cuándo ingresaron? Esto es para todo el Poder. Y debe poder acceder a esto cualquier ciudadano. ¡Si a nosotros nos cuentan las costillas a todos! ¡Si a ustedes les cuentan cuántos proyectos presentaron, cuántas veces hablaron , cuántas veces votaron, cuántas veces faltaron, cuántas veces vinieron, cuántas veces sonrieron, ¿por qué no tenemos que saber nosotros cuáles son los expedientes que tienen los jueces?»

Es cierto. La Nación se puso a contar cuántas veces Cristina dijo la palabra "Justicia" y cuántas "Estado", entre otras. La "Tribuna de doctrina" fundada por Bartolomé Mitre tiene como objetivo defender los intereses de las clases dominantes, como lo hizo desde siempre. Hoy, el enemigo a combatir no es "Cristina" en sí misma, sino "la política" como herramienta de transformación y "el Estado" que se puso de pie para terminar con la fiesta neoliberal que depojó a millones de argentinos de sus trabajos, sus ahorros, sus viviendas, su vida, para enriquecer a muy pocas familias. Cuando hubo presidentes dóciles, políticas subordinadas al poder finaciero internacional y Estados bobos para beneficio de las corporaciones, nadie protestaba con las cacerolas, y los editoriales eran favorables a los protagonistas de la entrega colonizada.



2


Y Carlos Pagni, que es un oficial obediente del ejército multimediático opositor publica en La Nacion su antidemocrática nota "La política de la Venganza":

    «La Presidenta mostró ayer el fondo ideológico sobre el que se asienta su "democratización judicial". Su creencia principal es que el único poder respetable es el de la voluntad popular, encarnada por el Poder Ejecutivo. El Poder Judicial tiene un déficit de legitimidad debido a que sus miembros proceden de una designación indirecta. La señora de Kirchner llevó al extremo el argumento en el balcón de la Casa Rosada, el 9 de diciembre pasado: si la Corte no convalidaba su interpretación de la ley de medios en el caso Clarín, estaría dando un golpe como el del 30. Ayer este criterio adquirió escala internacional. La Cámara de Apelaciones de Nueva York debe desconocer los derechos de los holdouts, ya que éstos se oponen al bienestar de las sociedades, que sólo puede ser definido por quienes las administran.
    »La Presidenta ha roto con un principio clásico del constitucionalismo republicano. Según ese principio, que los magistrados no sean elegidos por la ciudadanía, y que se les exija un título universitario emitido por facultades que, en general, tienen un sesgo tradicionalista, no son defectos, sino virtudes del Poder Judicial. Esa interpretación defiende la existencia de un dispositivo conservador que evite lo que la señora de Kirchner busca: someter a la sociedad a los dictados de una mayoría ocasional...»



3


    “Vivemos uma ditadura com votos. A Argentina está imitando a Venezuela”


En suma, la crítica más dura hacia el discurso de la Presidenta (en la apertura del 131° período de sesiones ordinarias del Congreso nacional) no es que haya sido largo, sino que responde a la recurrente animadversión al protagonismo del pueblo en los destinos de su propio futuro. Pagni repite los conceptos de su patrón, Bartolomé Mitre cuando afirmó a la revista Veja de Brasil:


    A Argentina não é mais um país culto. Nada tem sido feito pelo ensino ultimamente. Sempre foi do gosto dos ditadores retirar das pessoas o acesso à informação e ao espírito crítico. Com isso, eles ganham mais votos e se perpetuam no poder. Há no país uma elite que pensa de uma maneira e uma classe baixa que não se informa, não escuta, não toma consciência e segue a presidente. Quanto menos cultura, mais votos Cristina consegue...




Daniel
Mancuso





3 comentarios:

Tilo, 71 años dijo...

El encumbrado Bartolo es descendiente de la prosapia y pedigree de cuando Argentina era sólo una pampa pastoril en cuya portuaria entrada una ciudad amplia y chata lucía un minúsculo barrio cuya espina dorsal era la Av. Alvear salpicada de palacetes importados de Francia. Era la época del "granero del mundo" y de "una de las primeras potencias mundiales". Tiempos del primer centenario, con estado de sitio, invitados de la realeza europea, el exclusivo y flamante Teatro Colón, la ley de residencia y miles de miserables laburantes sin derechos ni protección, hacinados en conventillos y compartiendo escasos baños y cocinas.

Pasó más de un siglo. Estamos en tiempos de cambios, a nivel nacional y mundial. La corporación judicial, con la honrosa excepción de muchos hombres de leyes deseosos de la tan cacareada "democratización", advierte con horror que se encuentra ante un fin de época, como bien expresaron las clarísimas y exactas afirmaciones de la Presidenta en la apertura del 131º período legislativo. Muchos rostros de políticos opositores miraban sin poder creer que se estuviera diciendo "eso" en tan representativo recinto.

Pero ... no hay nada que hacer. Esta mujer siempre confrontando. En lugar de hacer caso a los consejos de Mauricio, esforzándose por lograr el diálogo y los acuerdos ... para que nada cambie en nuestro bendito país. Si hasta la invitó a la reinauguración de la línea A de subtes para estrenar los nuevos vagones chinos. Es como si alguien te invitara a una fiesta que vos mismo pagaste. Siempre tan "fino Palacios", el Mauri.

Saludos

ram dijo...

Si uno mira el mapa del país, el 8vo. del mundo en su tamaño, no puede evitar la sensación de estar frente a un posible gran país.
Claro, uno entonces no puede ser de la "elite", esos mercachifles porteños cuyo mirada no exedía un zaguán; los genios del "el problema del país es su extensión", los de ganar una guerra y disfrutar el triunfo perdiendo "la Banda Oriental", filosóficamente "el estado tapón" y en la práctica Uruguay; ni hablar del "Alto Perú" - Bolivia - la verdad que entre pitos y flautas hoy tenemos un país grande que podría ser mucho más grande; claro, una cosa así no le hubiera gustado a los ingleses y no es cuestión de darles disgustos, no?.
Si no se es más que un mercachifle, ¿cómo vas a discutir con el que te trae las cosas que vendés a este pantano maloliente?, (lo decía canning, el embajador de su graciosa majestad, sobre la hoy yellow city; no yo, africano del interior).
En fin, uno nunca se va a decidir si esta "elite" le da el asco que le da, por lo criminal que fue y es, o por lo bruta, lo ignorante - tan "orgullosos" que se creen y nunca quisieron ir más allá de ser patéticas sirvientas, siempre cola de laucha... anglosaxon, of course.
Pero bueno, tienen lalalanación, si lo llamaban "la coartada" o "el aguantadero" quedaba muy obvio.

Anónimo dijo...

Em "Miss Mary", una pelicula que todos deberian ver (como hecho politico, no de ficcion; de ficcion no tiene nada, como que la que la relata, Maria L. Bemberg, escribia desde dentro de la oligarquia vacuna), esta clase con sus miserias y sus ticks esta retratada fotograficamente. Alli aparece Mercedes Castellanos de Anchorena, la mujer mas rica del mundo en su momento, y varios personajes de la epoca del ascenso de Peron. Y tambien se ve la aparicion del gorilismo en una clase media asalariada, sin recursos y racista, ancestros en linea directa de muchos de los que llenan las filas de los cacerolos.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta