buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 22 de febrero de 2013

LA DE ONCE y OTRAS TRAGEDIAS








Hoy se cumple un año de la tragedia de Once que dejó 51 muertos y 700 heridos. Todavía no sabemos qué pasó en realidad, pero está vez, la justicia actuó rápidamente, y se supone que a través del juicio oral podremos acercarnos a algo que podríamos denominar "la verdad de lo ocurrido".

Hay algunas preguntas en el aire: ¿la culpa fue del conductor, de la empresa que se fumaba los subsidios, de los funcionarios que no controlaron, de los sindicalistas cómplices, de todos? El ajedrez probabilístico da muchas versiones: ¿accidente o negligencia? ¿con trenes buenos y conductor malo se hubiera producido igual la catástrofe?¿por qué no hubo una tragedia del subte A con trenes de madera de 100 años?



1

La de once es la tragedia más fresca, pero hubo otras tragedias, ya olvidadas o ninguneadas o manipuladas que quedaron bajo la alfombra.

La tragedia del bombardeo a Plaza de Mayo lleva 58 años de impunidad y olvido. El 16 de junio de 1955 murieron 350 personas y 2.000 quedaron heridos, de los cuales 79 quedaron lisiadas en forma permanente. Desde aviones de la Marina de Guerra arrojaron bombas sobre civiles inocentes un jueves al mediodía. ¿Qué dijo la Iglesia acerca del "Cristo Vence" en los aviones asesinos? ¿qué pensaron los "vivadores del cáncer" de los fusilamientos del 56? Tal vez, nos falla la memoria...

La más cercana tragedia del atentado a la AMIA podría quedar en el olvido si ganara la posición de los mezquinos opositores que prefieren dejar las cosas como están antes que intentar encontrar una salida a través del memorándum de entendimiento con la República de Irán. El discurso del senador Pichetto antes de la votación es impecable al respecto, didáctico e irrefutable. 

La tragedia de República Cromañon, la noche del 30 de diciembre de 2004, durante un recital de la banda de rock Callejeros, provocó la muerte de 194 personas y al menos 1.432 heridos. ¿Hubiera sucedido si muchos de los muertos no hubieran encendido bengalas en el interior del boliche?



2









Seguramente la tragedia se hubiera podido evitar, si el contexto histórico, político y social no hubiera sido el que fue, otro país, otra sociedad. Pero la historia responde a múltiples causales y es muy fácil hablar con el diario del lunes.

¿Se hubiera podido evitar la tragedia de diciembre de 2001 con los muertos en la calle y el helicóptero huyendo? Si tal vez...

¿Y cómo haber evitado el golpe de 1976, los 30.000 desparecidos, la guerra de Malvinas? ¿somos una sociedad que en gran medida va detrás de los acontecimientos? ¿Hubo "por algo será", "somos derechos y humanos", o fue una ilusión? ¿es preferible olvidar lo que no nos gusta? ¿es preferible hacerle pagar el costo político al gobierno nacional que buscar las causas de muertes absurdas todo el tiempo? ¿Por qué mueren todos los días 22 argentinos en calles y rutas del país? ¿es posible hacernos cargo y no patear la pelota afuera?



3

En un profundo análisis leemos: «La tragedia de Once puso a la política ferroviaria en el centro de la agenda del gobierno nacional. La problemática había sido relegada hasta entonces, profundizando el estado de abandono del sistema metropolitano de trenes y convalidando las estructuras de poder empresarias y sindicales. Con medidas políticas como la quita de la concesión a TBA o el traspaso del área de Transporte del Ministerio de Planificación a la cartera de Interior y fuertes inversiones en infraestructura y obras civiles, el Gobierno apuesta a mejorar los precarios e inseguros servicios de los ferrocarriles. Todavía no se observan resultados, como la mejora de frecuencias y velocidades de circulación, pero desde el Gobierno destacan la magnitud y necesidad de las obras emprendidas. El esquema dispuesto comienza a dejar de lado a los concesionarios privados que son reemplazados por unidades de gestión que operan el servicio controladas por el Estado, sin descartar una futura renacionalización del sistema...» (Tomás Lukin en Los cambios después de la tragedia)



4

También es cierto que al abandono durante años de la política ferroviaria en beneficio de empresarios sindicalistas y funcionarios inescrupulosos, se suma la indolente actitud social que mira con desdén muchas de las iniquidades que se producen a diario delante de sus narices. El intendente porteño Mauricio Macri es un catálogo de desgobierno, negociados e ineficiencia programada que se ve a miles de kilómetros de distancia,  y sin embargo goza de una tranquila gestión neoliberal y piensa en ser Presidente.

Por supuesto, hubo corrupción y será develada, castigada, en los tribunales. Pero la justicia está actuando. El gobierno está actuando. Y hasta los caraduras oportunistas se dan el lujo de ofrecer un monumento a los familiares de las víctimas que olvidaron la historia del intendente Macri, quien se enriqueció en los tiempos en que se destruía Ferrocarriles Argentinos.

¿Adónde estaba usted señora cuando remataban las empresas del Estado, y cuando ramal que para, ramal que cierra?

Los muertos de las tragedias no los devuelve nadie. El mejor homenaje es hacer justicia, dilucidar los hechos y traer soluciones para el conjunto de la población que sufre a diario las consecuencias de años de rapiña capitalista. Quizás ya sea hora de que el Estado se haga cargo completamente de la gestión del Transporte metropolitano que los años 90, el Mercado y los cómplices sólo se encargaron de matar. Quizás ya sea hora de que nos hagamos cargo de nuestros olvidos, de nuestras complicidades, de nuestros silencios, de nuestras miserias, si queremos que no se repitan las tragedias...



5

POST SCRIPTUM


En la convocatoria en Plaza de Mayo que cerró la jornada de Homenajes por las víctimas de la tragedia de Once, Paolo Menghini, padre de Lucas, fallecido en el choque del tren hace un año, leyó:

«... los integrantes del Gobierno tienen alguna responsabilidad sobre lo sucedido, por acción o por omisión, por haber dejado de hacer o haber callado o por haber mirado para otro lado o agachar la cabeza, cuando se debió ser crítico...»


Daniel
Mancuso





3 comentarios:

Alcides Acevedo dijo...

Ahá los Bombardeos de la Plaza de Mayo... 350 muertos y 79 mutilados ¿vos los contaste?

Es muy ruín ampararse en otras tragedias, veamos ¿por qué la responsabilidad del gobierno nacional es catagórica?

1) El grupo Cirigliano fue el financista de la campaña que llevóa a Kirchner al poder en 2003.
2) El grupo Cirigliano recibió miles de millones en subsidios.
3) ERl grupo Cirigliano no solamente lucraba con el transporte: fabricaba decodificadores de TV digital y netbooks.

Es así, en lugar de invertir en material ferroviario incursionabe en la fabricación de electrónica.

¿Se puede ser tan corrupto como par no ver cosas tan evidentes?

Anónimo dijo...

Así que el señor Alcides Acevedo (un anónimo trol) opina que no fueron suficientes los muertos de Plaza de Mayo en 1955, y afirma con mucha contundencia culpas al gobierno nacional... patético loro opositor


Marcos

Anónimo dijo...

Alcides Acevedo, Quienes votamos a Kirchner en el 2003, fuimos los que lo llevamos al poder, creo que necesitas una brujula..Roberto (RN)

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta