buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 3 de diciembre de 2012

VUELOS DE LA MUERTE EN EL AIRE






Hace poco, un conocido en el trabajo, en una conversación casual, me dijo algo así como: «Habría que dejar de joder con los desaparecidos, con la dictadura, con el pasado, con las Madres y abuelas de Plaza de Mayo...».

El tipo, por supuesto, es empleado de una agencia de seguridad privada, y tiene familiares policias o militares. Quizás, esta clase de opiniones se escuche en un barrio, en la universidad, en un encuentro familiar, donde sea, no importa, aunque el interlocutor no tenga que ver con la represión clandestina y los crímenes de lesa humanidad. Es cierto que los medios de confusión masiva no han desaprovechado esfuerzos para darle voz a personas deleznables, exfuncionarios de la dictadura, cómplices de delitos, y hasta individuos travestidos a la democracia como el caso de Luís Abelardo Patti, entre otros miserables. Y es cierto que este tipo de debates están vigentes en la batalla cultural en marcha, y que hay que profundizarlo...



    «En marzo de 1977, antes de caer acribillado, denunció en su Carta Abierta a la Junta Militar que “entre 1500 y 3000 personas han sido masacradas en secreto”, sugirió que los cuerpos aparecidos en Uruguay eran parte “del cargamento de torturados hasta la muerte en la ESMA” y apuntó que se arrojaban “prisioneros al mar desde los transportes de la Primera Brigada Aérea” de El Palomar.
    Los testimonios de 33 conscriptos le permitieron al fiscal Federico Delgado confirmar el dato: hubo vuelos de la muerte que partieron de El Palomar y se hicieron desde aviones Hércules C-130 y Fokker F-27. El juez Daniel Rafecas hizo suyas las conclusiones de la investigación, que incluyó más de 600 testimonios de colimbas y empleados civiles, pero ni el jefe de la base está imputado por ese delito. El motivo: no hay víctimas identificadas...»


Diego Martínez.



Hay un sector de la sociedad que todavía no entendió que la dictadura genocida está viva en nuestro presente si no se resuelven las tragedias del pasado con memoria, verdad y justicia.

Todavía tenemos jueces que vienen desde la dictadura cívico-eclesiástico-militar, que juraron por las actas del Proceso de Reorganización Nacional, y aún están en funciones, impartiendo ¿justicia?   

Todavía hay civiles, militares y eclesiáticos cómplices de la dictadura que no han pisado los tribunales y conviven con nosotros...



Daniel Mancuso

1 comentario:

Nando Bonatto dijo...

Demasiados, aca en Mar del Plata sobran, me toco rozarme con muchos de ellos en mi trabajo de Bancario,
desde el 83 hasta aca a imaginarse nomás,
Una vuelta tenia que pagar un cheque y me doy cuenta que era el viejo de Astiz, en aquel entonces se llamaba a viva voz al titular.
Empece .
Cuervo, nada, no respondía nadie,
Rubio ,Angel Rubio, menos y ya note la cara del tipo inquieto
Segui
Hagelin, Dagmar
Leonie Duquet
Villafor Azucena
se fue a la mierda sin cobrar

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen