buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 14 de diciembre de 2012

QUÉ PAÍS DE MIERDA









Este país es una mierda. Estamos condenados a una lluvia de frustraciones.  Toda mi vida quise vivir en un país en serio, como Estados Unidos, donde poder cumplir el sueño americano y hacerme rico antes de los 50. Pero las diversas crisis que atravezamos no me dejaron juntar la plata para irme.

Me agarró el Rodrigazo, me agarró el Plan Austral, me agarró el corralito de Cavallo, y ahora que me va bien gracias a que me rompo el culo laburando y no me dan ningún subsidio con choripan, no me venden dólares los de la AFIP. ¡Qué desgracia!

Encima, acá no se puede salir a la calle porque te matan en la puerta de tu casa. Y nadie hace nada. Con los milicos estábamos mejor, no volaba una mosca. Ahora es todo libertinaje, los putos a los besos por la calle, y los negros no trabajan y tienen hijos, total cobran la asignación a fin de mes. ¡Qué país!

Allá todos manejan derechito y en fila, nadie tira un papelito al piso, si te agarran en falta te la ponen con una multa dolorosísima, asi que nadie se hace el vivo, y el auto lo dejás en cualquier lado con la llave puesta. Eso es vivir en libertad. El amigo de un amigo de mi amigo vive allá, y contó que en unos meses se compró un auto y un departamento laburando de lavacopas, ¿te das cuenta?

Aunque no entiendo a los que critican al gran país del norte. Son los mismos que critican al gran diario argentino. ¡Que manga de envidiosos! Les duele el éxito ajeno.






1

Por ejemplo, los tipos que dicen: «Al final Carl Marx tenía razón, el capitalimo tiende a la autodestrucción». ¡Qué pelotudos!  Y siguen: «Los motivos económicos dan toda una vuelta, atraviezan diferentes estados y revientan desde adentro mismo de la sociedad». Ni ellos se entienden, son todos zurdos montoneros...


El economista George Magnus escribió al respecto: El espíritu de Marx, que está enterrado en un cementerio en el norte de Londres, se ha levantado de la tumba debido a la crisis financiera y la recesión económica posterior. El profundo análisis del filósofo más conocedor del capitalismo tiene un montón de defectos, pero la economía global actual presenta muchas misteriosas semejanzas con las condiciones que él había previsto.

Consideremos, por ejemplo, la predicción de Marx de que el conflicto inherente entre el capital y el trabajo se manifestaría. Como escribió en "Das Kapital", la búsqueda de las empresas de los beneficios y la productividad, naturalmente, les lleva a necesitar cada vez menos trabajadores, lo que lleva a la creación de un "ejército industrial de reserva" de los pobres y los desempleados: "La acumulación de riqueza en un polo es, por tanto, al mismo tiempo acumulación de miseria".

El proceso que Marx describe es visible en todo el mundo desarrollado, particularmente en los esfuerzos de las compañías de EE.UU. para reducir costos y evitar la contratación en EE.UU. han aumentado las ganancias corporativas como parte de la producción económica total de más alto nivel en más de seis décadas, mientras que la tasa de desempleo se sitúa en el 9,1 por ciento y los salarios reales están estancados.

La desigualdad de ingresos en Estados Unidos, por su parte, ha llegado a su nivel más alto desde la década de 1920. Antes de 2008, la disparidad en los ingresos fue oscurecida por factores tales como el crédito fácil, que permitió a los hogares pobres disfrutar de un estilo de vida similar al de los más ricos. Ahora el problema es volver a casa a descansar.

La paradoja del exceso de producción

Marx también señaló la paradoja de un exceso de producción y de bajo consumo: cuanto más trabajadores se queden relegados a la pobreza, menos serán capaces de consumir todos los bienes y servicios que las empresas producen. Cuando una empresa reduce los costos para aumentar los ingresos, es inteligente al maximizar beneficios, pero cuando lo hacen todas las empresas al mismo tiempo, socavan la distribución del ingreso y la demanda efectiva de los que dependen de los ingresos y beneficios.

Este problema también es evidente en el mundo desarrollado de hoy. Tenemos una capacidad sustancial de producción, pero en los sectores de mediano y bajos ingresos, nos encontramos con una inseguridad generalizada financiera y de bajas tasas de consumo. El resultado es visible en los Estados Unidos, donde la construcción de nuevas viviendas y las ventas de automóviles siguen siendo alrededor del 75% y 30% por debajo de sus picos de 2006, respectivamente. Como decía Marx en El Capital: "La razón última de todas las crisis reales sigue siendo la pobreza y el consumo restringido de las masas".



2

Lamentable, pero es un hecho aislado aunque los diarios digan: «Otra vez una escuela de Estados Unidos fue blanco de un ataque brutal». En este caso, ocurrió en el pequeño pueblo de Newtown, en Connecticut, y por el tiroteo hay al 27 muertos, entre ellos 20 chicos y decenas de heridos, informaron distintos medios locales y agencias de noticias.

El establecimiento educativo, llamado Sandy Hook, es de nivel primario y se encuentra ubicado al noroeste de Nueva York, a unos 128 kilómetros de distancia. Los hechos aún son muy confusos...

Bueno, en todos lados hay un loquito cerca que puede salir a la calle y hacer justicia por mano propia, ¿no?



3

El tipo que hizo esta película es un comunista irredento...







Daniel
Mancuso







2 comentarios:

Hilda Mendoza dijo...

A mí también me gustaría vivir en un país como EEUU. Ellos tienen un presidente premio Nobel de la Paz que es amigo de los grandes, como el Shimon -que también es Nobel de la Paz. Nosotros tenemos una presidenta que reivindica su amistad con negros e indios. Así nunca vamos a ser iguales a ellos... A ella no le importa porque es soberbia y se cree la mejor del mundo porque puede lucir modelitos y carteras de marca -que no sé como hace pero compra con nuestros impuestos- Si uno quiere viajar al exterior de vacaciones no puede y debe conformarse con ir a Mar del Plata que, además, está llena de aborígenes porque se gastan ahí la plata de los subsidios... Estos negros tienen mucha plata ya que, como todos sabemos, tienen 8, 9 hijos -no como la Maru Botana que los tiene porque tiene clase- para cobrar por todos ¡Si hasta embarazan a sus hijas menores para que les entre un poco más de subsidios!
Yo sé que si no me impidieran ir estaría muy bien allí porque no parezco nieta de gallegos -doy un poco mejor- y tengo estudio en Exactas, que es mejor que Sociales donde van a hacer política.
Pero la shegua me lo prohíbe, por eso compré unas cacerolas y voy a ir hasta con el jardinero -que es mi vecino de la vuelta pero nadie lo sabe- a hacer ruido en la primera convocatoria.

Anónimo dijo...

Es muy triste lo sucedido. Una tragedia. Obra de locos … porque por aquellas latitudes no se denomina “sensasión de inseguridad”. No, señor. Es inseguridad plena. Imaginate como te vas a sentir si cada vez que mandás a los pibes al cole ó te metés en un centro comercial ó en un cine para olvidarte de las miserias del mundo, te asalta el temor de que un “loquito”, de ésos que aparentemente abundan mucho por allá, haga uso de la segunda enmienda, cace un chumbo y haciendo gala de su total libertad … pase a degüello a diez, veinte ó treinta tipos.
Libertad riesgosa. Peligrosa. Digna de un país serio que no se cansa de repetir estos alardes desmedidos de locura, así como es de desmedida la ambición y la crueldad de su clase dirigente.

Ejemplo. Lindo ejemplo para exportar de un país tan poderoso, tan previsible, tan prolijo, tan limpito, tan organizado, tan simpático y atractivo, como bien ironiza Hilda Mendoza … Así, al menos, lo consideran muchos integrantes de nuestras clases medias y medio-altas, no? No vas a comparar con esos negritos villeros …

Saludos
Tilo, 71 años

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen