buscador

Búsqueda personalizada

jueves, 23 de agosto de 2012

ODIOS Y COBARDES ANONIMATOS







No todos los seres humanos soportan la felicidad ajena. No es fácil dejar de mirarse el ombligo. La solidaridad es una mala palabra, o la usan cínicamente para caretear ante sus hijos, aunque hipócritas sin remedio, muestran la hilacha a la vuelta de la esquina. No se les cae una buena actitud, ni borrachos.

Insolidarios, los que medran a favor de sus propios intereses y claman en busca de ayuda estatal cuando tienen problemas, no dudan en repudiar y criticar con disgusto que se utilicen fondos públicos para la inversión social en sectores a los que ellos no pertenecen.

"Con la plata de mis impuestos"
, se quejan.

Son los tilingos, los que viven con miedo en la escalera social, pisándole las manos a los que vienen subiendo, escupen para abajo sin hesitar, y trepan a como dé lugar. Quieren ser como los de arriba, y obviamente desprecian a los que intentan subir desde el subsuelo. No están cómodos en el escalón que les toca, no disfrutan sus logros porque quieren más y más, nada les alcanza frente al virus consumista que los carcome por dentro. No son nada sin sus pertenencias, sin sus prejuicios, sin sus venenos.

Hay cierto individualismo residual en el tejido social destripado por la dictadura y el neoliberalismo, que se retroalimenta con el discurso manipulado por los medios hegemónicos, y la cancerígena cosmovisión conspirativa que les metieron en la cabeza y el alma.

La crispación generada por el avance popular, la reconstrucción del Estado inclusivo y democrático, la restitución de derechos a los sectores pauperizados y marginados durante décadas, entre otros avances, es inimaginable para las personas de buenos sentimientos. Pero existe, es muy grande, feroz, entre los sectores de la población que se sienten diferentes a "los cabecita negra", "piqueteros", "cartoneros", "pibes chorros", "villeros".

"Son pobres porque quieren, y encima les dan computadoras, casas, subsidios, con nuestro dinero", resongan.

La cosa es más compleja y preocupante de lo que parece. Hay gente a la que no le gusta la democracia. Gente egoísta y violenta. Personas que añoran a la dictadura, la represión, la censura, el miedo instaurado a golpe de picana y secuestro clandestinos. Cuando hablamos de odio, resentimiento y desprecio hacia todo lo que signifique "popular", "Peronista", "K", o como quieran llamarlo, no estamos exagerando, es una realidad que convive con nosotros.

Los que bancamos este proyecto iniciado en 2003, amamos la disputa política, buscamos EL CONFLICTO, porque de la pugna de intereses, de las discusiones y desacuerdos, emanan las soluciones que nuestra sociedad necesita.

Los que nos desean el mal, los que tiene las palabras "fascismo", "autoritarismo", "populismo", etcétera, a flor de labio, quieren la paz de los cementerios, los ayes de los centros de detención clandestinos, el frío de los chupaderos, el cinismo de los discursos de los genocidas. No soportan nuestro entusiasmo. No imaginan que se pueda militar por ideas, y que no todo es lucro, un sueldo jugoso, una dádiva.

"Clientelismo"
, acusan.

No hay otro modo de entender las energías juveniles fatigando cárceles, escuelas, barrios, villas, universidades, fábricas y cooperativas. Nadie hace nada si no saca ventajas, réditos, plata. Los rebela LA INFAMIA KIRCHNERISTA. Todo aquel que exprese su fervor por el proceso político conducido por Cristina es un enemigo potencial, y si es posible hay que eliminarlo...




    Argentino Harto de Ustedes ha dejado un nuevo comentario en su entrada "EL INCONSCIENTE NUNCA SE EQUIVOCA":

    «Mancuso... Vos decís que no publicás idioteces...
    Dos cosas:

    1- ¿No te bancás un comentario en contra? No me extraña: lo democrático para los K no existe.- 2 - ¿Vos leíste todo lo que publicaste acá, te parece que no hay ninguna idiotez ahí?

    Acá no he visto ni una opinión en contra del gobierno o al menos nada como para debatir.
    Lo que se puede leer acá es una retahila invariable de gente fanática que está de acuerdo en un todo con el kirchnerismo, como si no hubiera fallas y como si después de nueve años de gobierno los pibes de la foto tuvieran que seguir esperando para mejorar su suerte, mientras ustedes siguen aplaudiendo a una mina enjoyada y a su séquito, que se han afanado todo lo que se podían afanar... Y van por más.-

    No se puede creer que sigan hablando del "discurso dominante"... El único discurso dominante acá es el de ustedes, flaco.-

    No podés ser más pelotudo y servil, publicás comentarios de fascistas como vos, que dicen que hay que "desenmascarar" a la gente honesta que emplea los argumentos de Lanata... ¿Desenmascarar? ¿Y después que vas a hacer? ¿Proponer ajusticiarlos?

    Vos no hacés política acá, vos sos un pobre HIJO DE PUTA, violento y asesino.-

    Si no publicás esto me importa tres carajos, pero al menos te tuviste que "fumar" mi discurso hasta acá (y no soy el único que se está cansando de ustedes): YA VAN A CAER, FORRO FASCISTA Y ANTIDEMOCRATICO. YA VAN A CAER»
    .


De sentimientos fluctuantes, mórbidos, los tilingos, gorilas, reaccionarios e idiotas varios, son cobardes clandestinos, pusilánimes con cara de yo no fui. El miedo es la columna vertebral de sus emociones. No dan la cara, se esconden en el anonimato, en los sutantivos colectivos, en la gente, la clientela, los usuarios, los consumidores, el cardumen, la manada, la sociedad. Panqueques irredentos, no trepidan en ensalzar a quienes hasta ayer eran despreciables criaturas. Ahora lo quieren a Moyano porque se dio vuelta, por ejemplo. Ahora es rubio, ahora es blanco. "Y vendrá a cacerolear cuando haga falta", imaginan.

Pobres esclavos teledirigidos, nunca sentirán el sabor de la militancia, la emoción de los cazadores de utopías.






Daniel
Mancuso




4 comentarios:

Hilda Mendoza dijo...

No pueden entenderlo, no... Porque cada uno entiende de acuerdo a sus propias experiencias... El que no fue capaz de trabajo solidario, no puede entender a un grupo de pibes que lo hace por el placer de mejorar las posibilidades del otro.
¿Cómo entender que “no produzcan” durante un par de horas semanales por pintar una escuelita de frontera?
¿O por concurrir a una villa para asistir, acompañar y enseñarle a ser madre a una mamita pre-adolescente?
¿O participar en un espectáculo para apoyar la defensa de la escuela pública?
¿O presentarse a colaborar con un grupo de vecinos porque quieren vender una plaza?

Para determinados personajes esa solidaridad no existe, simplemente porque ellos “no pierden su tiempo” (que vale oro)... El tiempo de ellos se cotiza en dinero, lo primero que preguntarían es ¿cuánto pagan?... En cambio, el tiempo de nuestros pibes, se cotiza en “sonrisas recibidas” y en el placer de ver a esa mamita cuando aprendió a cuidar a su bebé y a darle la teta.

Ante el terror que provocan los lazos solidarios y la pérdida de privilegios, reaccionan amenazando primero y actuando apenas se les brinda la posibilidad después...

Daniel dijo...

Qué harto que está este muchacho, eh. Cuando caigamos (que es TODO su deseo) ya no habrá "fascismo". Viviremos en el paraíso repúblico de la gente buena y honesta que no hace otra cosa todo el día que degradar, ensuciar, despreciar a las mayorías que buscan un destino mejor.
Con muchas fallas, quedate tranquilo "Argentino harto", que sabemos discutir entre nosotros. Porque no somos autómatas.
Sucede que con los asquerosos no discutimos, porque es malgastar energías.

sergio dijo...

Primero q no es argentino. Segundo es un pobre infeliz!

profquesada dijo...

así empiezan, ya sabemos como la quieren terminar, son los de siempre que estaban callados, el odio de los que deberían tener templanza los habilita.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta