buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 1 de agosto de 2012

MATEN A LOS PRESOS










El terrorismo mediático hace rato que juega a manosear los derechos humanos. Con su enorme poder de fuego, golpea las conciencias tilingas de la opinión públicada y manipula miedos, indignaciones y prejuicios varios, día tras día.

Con tal de pegarle al gobierno nacional y generar mal humor social, se valen de cualquier tema, tomando un hecho real, le inoculan mala leche, veneno desinformativo, altas dosis de palabras claves, para instalar la idea tergiversada que comienza a rodar en las bocas de los papagayos.

Habría que preguntarse ¿por qué hay presos? ¿qué se hace con los 60.000 presos actuales de todo el país? ¿Son todos malos los presos? ¿Hay que cortarlos en pedacitos y hacerlos sufrir durante 100 años? ¿No los dejamos salir hasta que se mueran todos? ¿los matamos de hambre?

¿Qué parte de la sociedad es la que se escandaliza con el intento oficial de humanizar la condena de seres humanos privados de su libertad, para que estudien, trabajen, se diviertan y quizás se resocialicen?

¿Es la misma parte de la sociedad que hace la vista gorda frente a los abusos de poder de una minoría privilegiada que condena al fracaso, al hambre, a la muerte, a las grandes mayorías desde hace 200 años?





Una conocida tilinga, Susana Giménez, papanatas famosa de quirúrgicas redondeces, dijo una vez: «El que mata tiene que morir, y basta de los derechos humanos y esas estupideces...»



░ ░

Eduardo Van Der Kooy, audaz periodista destituyente que en su juventud almorzaba con el genocida Jorge Rafael Videla, afirma en Clarín: «Tal vez ni Cristina Fernández ni el kirchnerismo alcancen a mensurar el daño que le acaban de infringir a la política, a la democracia y a la credibilidad de las instituciones. Al menos, los últimos gestos públicos así lo dejaron traslucir.

»La Presidenta se encargó de banalizar el lunes un episodio gravísimo, al justificar la salida de presos de las cárceles para participar en actos políticos de La Cámpora, disfrazados de culturales con una guitarra y una batería. Los camporistas se desnudaron como lo que son: jóvenes que se han zambullido en la política, sobre todo después de la muerte de Néstor Kirchner, con una enorme cuota de ambición, de desprejuicio y también una llamativa ausencia de elementales valores...»



░ ░ ░

Ricardo Kirschbaum de quien Jorge Lanata opinaba cuando no era empleado de Clarín: «Lo gracioso es que Kirschbaum hable de periodismo independiente: según su currículum, publicado por la Fundación Konex, entró a Clarín en 1976 y hasta los 80 fue redactor, jefe y secretario de la sección Política, además de columnista del área. Una lástima, ¿no? Los mejores años de su carrera avalando los negocios y los asesinatos de la dictadura. En la sección Política, para colmo. ¿Cuántos supuestos ‘enfrentamientos’ habrá publicado Kirschbaum? ¿Cuántos nombres habrá silenciado? Kirschbaum presenció el montaje de Papel Prensa, la acumulación de la deuda externa, la llegada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para hablar sólo de hechos públicos y publicados. Todo ese tiempo diciendo solamente que sí. Da un poco de lástima, Kirschbaum»─, en su nota El verdadero encubrimiento dice: «La teoría de la “conspiración” sirve para tirar la pelota afuera, para usar un término futbolero que ahora parece haber cautivado a Cristina, y evitar hablar de lo sustancial . En este caso, lo sustancial es que presos condenados por homicidio –Vásquez, el batero de “Callejeros”, que debe permanecer 18 años en la cárcel por haber quemado a su mujer, Wanda Taddei; Pintos, el asesino del barrabrava de Ríver, Gonzalo Acro– son sacados para “actos culturales” por una agrupación kirchnerista....»



░ ░ ░ ░

Aunque ahora Sergio Schoklender mienta, aunque haya defraudado a las Madres, aunque haya vuelto a robar y matar a quienes lo amaron y quisieron ayudarlo, aunque sea funcional a los terroristas de la Cadena nacional del miedo y el desánimo, valió el intento de resocializarlo, de que fuera útil a la sociedad.

Si en democracia el asesino Videla y sus amigos tuvieron la oportunidad de defenderse, y fueron bien tratados en sus encierros, por qué no la tendrían los presos de abajo.

Nosotros no asesinamos, ni torturamos, ni secuestramos, ni desaparecemos. Nunca. Fuimos víctimas de esas perversas acciones represivas. Pero no sentimos odio porque nos criamos al amparo del amor y las luchas populares. Los malos hábitos son patrimonio de los escandalizados hipócritas que no quieren a la Argentina y creen como el ladrón que todos son de su misma condición. Seguiremos creyendo que otra sociedad es posible, cazando utopías, soñando la justicia social, bregando para conseguirla.




Daniel
Mancuso



10 comentarios:

profquesada dijo...

Buenísimo Mancuso, firmo cada palabra, en particular el final. Abrazo

Rucio dijo...

Querés un cuarto de manija más, Mancuso? TOMÁ: "Consideran que la salida de presos a actos políticos viola derechos humanos" Juan Carlo Vega, ex diputado cordobés de la Colisión Cínica. http://www.cadena3.com/contenido/2012/07/31/100927.asp

Nicolás dijo...

No se ofusquen muchachos, pero acá metieron la pata hasta el caracú. Por más que exista una derecha mediática que propugne la exterminación física de los presos, cualquier persona racional se da cuenta que dejar salir de fiesta a condenados por homicidio, los cuales están hace poco en la cárcel, es un acto que reñido con la ley y con el orden justo de las cosas. No quiero que los presos sean asesinados ni torturados, quiero que cumplan sus condenas y se instruyan y/o trabajen en la cárcel, no fuera de ella mientras dura su período carcelario. Otra cosa, Kirchsbaum o como se escriba no es santo de mi devoción, pero ustedes cansan haciendo uso y abuso de falacias ad-hominem. Los argumentos se rebaten con argumentos, no revolviendo heces...

Daniel Mancuso dijo...

Correcto, Nicolás, no hacer argumentos ad hominen, y nosotros no lo hacemos, citamos a Kirschbaum y a van der kooy, y fundamentamos nuestra posición. Sin embargo, los susodichos son cómplices del genocidio, no tienen autoridad moral para hablar de derechos humanos, ni política carcelaria, ni sobre el ta te ti...

Daniel dijo...

Me encantó la conclusión del post.
- Nosotros no hacemos aberraciones. Ustedes las hicieron todas.

A.C.Sanín dijo...

Mensaje para Nicolás. Comparto lo que señaló Horacio Verbitsky, cuando dijo que le gustaría que "hubiera boinas blancas que vayan también a las cárceles; ahora, me parece que los radicales están ocupados de cosas más importantes", al tiempo que indicó que habría que convencer "al PRO de que vaya a las cárceles a tener actividades con las personas privadas de su libertad en vez de considerarlas escoria humana descartable".

Nicolás dijo...

Gente, no jodan, esto no es una boludez, hay familias que perdieron a sus seres queridos en hechos violentos, y estas familias tienen todo el derecho de no ver a sus victimarios de joda por ahí mientras hay una silla vacía en la mesa. ¿Que sentirían uds si el día de mañana Videla, con el pretexto de la resocialización, sale de la cárcel por un rato para tomar unos tragos con viejos camaradas por algún bar de Belgrano? Sé que Clarín les mojó la oreja terriblemente con esto y quedaron muy mal parados de cara a la sociedad, pero no es cuestión de andar justificando todo apelando a frases de casette como " la derecha quiere matar a los presos", "no les gusta el negro", "son gorilas", etc, etc...

Ricardo dijo...

Desde el domingo vengo escuchando cantinelas similares al título del post. Gente que conozco, en radio, etc. Esa es la parte jodida del asunto, reavivar ese reaccionarismo enfermo.
Los que están en contra de resocializar, de buscar la reinserción social, son tipos que no están muy bien del balero, pero también hay que considerar el lado político del asunto: por ahí hubiera sido conveniente que los casos resonantes no fueran entregados como comidilla para la derecha reaccionaria.

Abrazos.

Mariano T. dijo...

Resocializar en actos políticos...no me jodas!

Nestor Cando dijo...

El tema es muy complejo y muy serio , claro que es necesario resocializar a los presos. Ahora: no todos los presos son iguales, por lo tanto, a mi parecer, no tendrían que tener los mismos derechos todos ellos. Que el sistema carcelario no funciona es evidente y me parece bien que agrupaciones políticas o no políticas hagan algo al respecto o alguien haga algo, porque para criticar sobra gente, sería muy eficaz un debate serio donde participemos todos y aportemos ideas todos, pues entendemos que los que están privados de su libertad son personas que pueden servir a la sociedad de algún modo, una idea que tuve siempre es la de que cada preso tenga padrino o padrinos (con investigada honorabilidad) que guíe el proceso de reinserción en la sociedad de cada uno de los presos.
Saludos

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta