buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 28 de julio de 2012

LOS MUÑEQUITOS IMPORTADOS DEL CHOCOLATE JACK








"El pueblo en que nací, en el Oeste de Buenos Aires, era treinta años antes territorio indio, pero la escuela a la que concurrí ignoraba oficialmente a los ranqueles. Debo a Búffalo Bill y a las primeras películas de cowboys mi primera noticia de los indios americanos ¡Esos eran indios!, y no esos ranqueles indignos de la enseñanza normalista".

Los Profetas del Odio y la Yapa. La colonización pedagógica.

ARTURO JAURETCHE




El diario La Nación está preocupado. Publica una nota sobre los muñequitos chinos del chocolate Jack con sorpresas: Una ilusión trabada en la aduana.

Así, muestra como las políticas de protección de la industria nacional provocan angustias en los chicos ricos que tienen tristezas.

«Hace cuatro meses los entrañables chocolates Jack dejaron de salir a la venta debido a la imposibilidad de importar los muñequitos que sorprendieron a tres generaciones. Estas piezas son buscadas por los coleccionistas y se ha llegado a pagar hasta $500 una figurita»

Increíble, no. La estupidez humana no se detiene.









En 1967, el chocolatín JACK comenzó a tener éxito entre los chicos con las pequeñas sorpresas, animalitos de la selva: la jirafa, el cocodrilo, el elefante y el rinoceronte, entre otros. Luego salió la colección que hizo furor en los kioscos: los personajes de la serie Hijitus, además de Calculín y Pi-pío. Esta serie de 12 personajes se amplió con la nueva colección presentada el año siguiente: 14 nuevos muñequitos y más de 20 animalitos.

En 1970, Hubo nuevos personajes: Firulete, Ratonius Ratus, Tío Antifaz, Gutiérrez y Gran Hampa. Con un signo de pregunta la promo nos hacía pensar cuál era la miniatura sorpresa. Luego la descubríamos: Anteojito. Todas las colecciones incluían animales, pero los chicos buscaban conseguir los personajes televisivos. En 1971 aparecen: El Zorro, Tarzán, Manuelo y el terrible Raimundo...

En los 80, aparecieron los personajes de comic internacional: personajes de DC. (Batman, Mujer Maravilla, Superman) y de Marvel (Capitán América, Hulk, Los 4 Fantásticos, el Hombre Araña), se presentaban en pequeñas historietas aparecidas en la revista Billiken con un nuevo slogan: "Cada, vez que abrís un Jack... salta la aventura".



░ ░

Los años pasaron y el neoliberalismo que implantó el Consenso de Washington en toda la Patria grande nos hizo mucho daño no sólo en terminos económicos, políticos y sociales, sino en la profundización del colonialismo cultural que se adueñó de nuestros países.

Recientemente, los personajes que venían en los chocolates JACK, volvieron a aparecer en la película Soledad y Larguirucho. La hicieron mierda. Las críticas comparaban la película con los tanques de Hollywood, como La era de Hielo o Madagascar, y por supuesto, Clarín la destroza...

«El reestreno de La Bella y la Bestia puso en evidencia cuánto evolucionó el género de animación para chicos en los últimos veinte años. Las historias son más complejas y los personajes más ricos. En este contexto, la nueva película de Manuel García Ferré parece que viniera del pasado. Pero el problema de Soledad y Larguirucho no es que parezca una película de hace cuarenta años: el problema es que hace cuarenta años también hubiera sido mala...»




░ ░ ░

¿Con qué ojos miró la película Diego Papic, el crítico? Siguiendo su lógica podríamos decir que una chacarera se quedó estancada hace 40 años frente a la música de David Newman para la Twentieth Century Fox. El asunto excede las calidades particulares de los ejemplos, pero toma importancia el posicionamiento de los periodistas frente a la producción de bienes culturales nacionales, respecto de la enorme invasión foránea. Esos mismos críticos son mansos y permisivos con basuras importadas (con muchos auspicios y guita detrás), pero destrozan a los productos nuestros sin ninguna consideración.

Por eso el tilingo razonamiento: "yo no veo cine argentino, no me gusta".

En La Otra Historia. El revisionismo nacional, popular y federalista, Pacho O'Donell explica...

«El poder se adueña de nuestro deseo, lo codifica, le da una representación ajena al sí mismo para que se haga consciente y promueva sentimientos, ideas y acciones. De manera tal que el deseo, lo inconsciente, se haga manejable, previsible e ineficaz para darse cuenta y proponerse cambios. Esto provoca, por ejemplo, la deseante valoración de los símbolos del dominador: deseamos su cultura y despreciamos la propia, deseamos los paisajes ajenos y vulgarizamos los propios, deseamos vestirnos como se viste el colonizador y somos obedientes a sus modas, todo ello dramáticamente sin percibirlo, sinceramente convencidos de que eso es lo mejor, lo natural, lo que corresponde, lo que nos hace buenos ciudadanos»



░ ░ ░ ░

Don Arturo Jauretche luchó fervientemente en contra de la "colonización pedagógica", es decir, el sometimiento ideológico, especialmente de los sectores medios, a los intereses del privilegio interno y externo. Habló, entonces, de "zonceras", es decir, mitos y fábulas difundidos por los tres niveles de la enseñanza, y ratificados por las academias y los "maestros de la juventud", así como por los diversos medios de comunicación, dirigidos a impedir que el hombre argentino tome conciencia histórica y política, es decir, para convertirlo en "zonzo".



Daniel
Mancuso



2 comentarios:

HUINCA dijo...

yo no veo cine argentino ¡está lleno de argentinos!

profquesada dijo...

Muy buen post Daniel. El mito verde, la fijación con el dólar es una de las caras de ese mismo monstruo de dominación inculcado en millones y con el que -por fin- este nuestro gobierno se decide a dar batalla.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen