buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 2 de julio de 2012

EL TEMPANO






No todo lo que se ve es lo realmente preocupante, sino lo que está debajo, velado, escondido. Esa es la lógica de la desinformación, una práctica muy difundida en la Argentina y el resto de Suramérica.

Dicen que de un tempano (iceberg) sobresale del agua sólo una octava parte de su volumen total, por lo que estas masas gélidas ─pedazos grandes de hielo dulce flotante desprendido de un glaciar─ constituyen un peligro para la navegación, ya que pueden alcanzar dimensiones enormes. Recordemos la tragedia del Titanic, y se nos helará la sangre. Un tempano, un golpe, frío y muerte.

En la Prensa dominante sucede lo mismo. Por ejemplo, una nota de Carlos Pagni es sólo una muestra del profundo bloque destituyente sumergido en las aguas ¿periodísticas? nacionales.

Otra vez, leemos un ataque furioso contra la figura presidencial. Hoy, se hace presente en La Nación, que como en otros medios hegemónicos no se detienen en su maniobra cotidiana para denostar a Cristina. El objetivo es cultivar mal humor social, y así, generar una opinión pública adversa al gobierno nacional. Haga lo que haga el gobierno, todo está mal.

Hoy, Carlos Pagni escribe una nota tendenciosa, mala leche, falaz, titulada La Presidenta, bajo el imperio de las emociones...

    «El martes pasado, el foco de la política se posó sobre un factor que gravita cada vez más en la escena oficial: la emotividad de la Presidenta. En el discurso de ese mediodía apareció una Cristina Kirchner salida de su eje. Con argumentos incorrectos, desbordada, comunicó decisiones gravísimas mientras intentaba reprimir el llanto y disimular la ira. Si en Angola fue llamativa por lo eufórica, esta vez sorprendió por lo ansiosa y depresiva.

    La subjetividad del que manda se ha vuelto más decisiva que nunca desde que en la vida pública impera un unicato. Una sola fuerza política domina casi todo. Esa hegemonía revierte, además, hacia dentro del Gobierno. Desde que falleció Néstor Kirchner, las decisiones están sujetas a un micromanagement unipersonal...»

Así comienza, sigue peor. Toda la nota es ofensiva, mendaz. Veamos: En Argentina, tenemos un Congreso nacional, con cámaras de Diputados y Senadores. Hay Congresos provinciales, hay legislaturas en cada localidad. Todo funciona democráticamente. Hay gobernadores e intendentes a lo largo y ancho del país. Todos son electos por el voto popular según dictamina la Constitución nacional y las provinciales. Los jueces y cámaras hacen su trabajo en los Tribunales. La Corte Suprema de Justicia hace su tarea, y últimamente dictaminó sobre la Ley de Medios: EL 161 y CLARIN.

Todas las leyes se presentan en el Congreso y son aprobadas por mayoría.

¿Adónde está el unicato?

Evidentemente, esta construcción de sentido se basa en la repetición consuetudinaria de una idea rectora (desgastar a Cristina) para que se plante en las cabecitas de los oyentes, lectores y televidentes desprotegidos y crédulos la imagen de una caprichosa gobernante que no está en condiciones de ejercer su función.

¿No sienten un cierto parecido a lo de PARAGUAY?



Daniel
Mancuso















3 comentarios:

Rucio dijo...

Gataflorismo: dícese de la condición de quien se queja del supuesto doble comando, y cuando ya no existe, se queja del monocomando.

A pesar de que ponen empeño en desvincular lo de Paraguay con el resto de latinoamérica, se les nota mucho la estrategia desestabilizadora común.

Saludos Mancu.

Anónimo dijo...

Insulza dice que en Paraguay todo sigue funcionando..o sea si no hay respuesta popular pueden hacerlo. Lola

Hilda Mendoza dijo...

Según el multimedio todos están tomando mate...
Excelente!!!!

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen