buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 4 de mayo de 2012

LA RUBIA TARADA





Patricia Krentcil vive en Nueva Jersey, Estados Unidos de Norteamérica, pero podría llamarse Elisa María Avelina Carrió, y vivir en Buenos Aires, o en un country de Pilar, o veranear en Punta del Este, es lo mismo.

La globalización, el auge del neoliberalismo, la insolente instauración del individualismo cosificante, han igualado a personas tan distantes, tan cercanas.

Se parecen, tienen las mismas cirugías, las mismas costumbres, las mismas modas, los mismos consumos, las mismas mezquindades. Son personas insolidarias, egocéntricas, antipolíticas.

La rubia tarada, bronceada, aburrida, fue arrestada por someter a su hija, de 5 años, a sesiones de bronceado que le produjeron fuertes quemaduras en su cuerpo, y tuvo que pagar una fianza de 25.000 dólares para salir en libertad.

Patricia Krentcil, besando su crucifijo, negó las acusaciones, y explicó que las quemaduras solares en su cuerpo se produjeron por estar jugado al aire libre una tarde con sol.

«Fui yo quien se bronceó no ella. ¿Cómo la voy a poner a broncearse? ¡No sería normal! Yo me quedé sola, pero no importa, estoy bien, más después de la muerte de él. Yo estaba en la cámara, negándome a la recuperación de , ella estaba en el salón (¿de los Paso Perdidos?). Eso es todo lo que ocurrió».

¿Qué tiene que hacer una persona en una máquina que le cambia el color de la piel? ¿Qué significa para los demás el bronceado de una, o las TETAS, o el CULO? ¿Qué piensa en sus ratos de soledad la rubia tarada, bronceada, aburrida? ¿piensa? ¿Tanto mirarse el ombligo les quitó espacio a las neuronas y las sacó de la realidad?

En la década infame de los 90, con el reinado del mercado, la forma desterró al contenido, la imagen asesinó a los textos, los clips a las palabras. Todo era efímero y visual. El neoliberalismo venía a enterrar el pensamiento crítico, la idea, para enaltecer los espejitos de colores. Que nadie lea, que nadie escriba, dejémonos de joder y a gozar la vida, decían los epígonos de la estupidez globalizada...

La basura llega a la playa, tarde o temprano. Lo malo del mundo actual, mezcla de los salvajes 90 con el anarco capitalismo global, es que la gente mala se parece bastante, y uno termina confundiendo a una por otra o viceversa...



Daniel
Mancuso








aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta