buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 27 de febrero de 2012

SE ACABÓ EL SILENCIO







Vaivenes del humor tilingo nacional, críticas empecinadas en zaherir la confianza ciudadana en su Presidenta, agravios solapados, campañas difamatorias a partir de una tragedia...



Que habla mucho, que se lo pasa hablando por cadena nacional, que no para de hablar, que si habla o que si no habla, que no habló, que debería haber hablado antes, que por qué no habló, que por qué habló como lo hizo ahora, que de qué sirve que hable, que no dijo lo que esperábamos que dijera, que dijo cosas importantes, que dijo pavadas, que se calle y que no diga más nada, que da igual que hable o que no...



Cristina estuvo en Rosario, encabezó esta tarde el acto por el BICENTENARIO de la creación de la BANDERA en el monumento a orillas del Paraná, habló de todo, del proyecto nacional, del reclamo de soberanía en las Islas Malvinas, del trágico accidente ferroviario en la estación de Once, que provocó 51 muertos y más de 700 heridos, con enorme sabiduría y emoción a flor de labio, a flor de piel...





1
Editorial de ERNESTO TENEMBAUM en Radio Mitre, (el silencio), 24/02/2012, a las 14:35


    «La tragedia de Once ocurrió hace ya más de 50 horas. 50 horas.

    »La mayoría de los familiares, o gran parte de ellos, ya enterró a sus muertos, y deben estar volviendo a casas, que hoy, por pequeñas que sean, son enormes, vacías, tristísimas, llenas de recuerdos y llenas de dolor.

    »Hay cientos de personas heridas que todavía no pueden imaginarse el futuro, en medio del shock que acaban de vivir y que siguen viviendo. Y también hay un silencio…

    »Es un silencio que al principio no se notó, entre tanto ruido, tanto dolor.

    »Pero es un silencio que hora tras hora se escucha cada vez más…

    »Es un silencio que crece minuto a minuto. Cada minuto crece la presencia de ese silencio…

    »Seguramente en alguna charla de estas últimas horas vos lo habrás comentado, o te lo habrá comentado alguien. O habrás escuchado que otra persona se lo comentó a otra persona, o simplemente lo pensaste por una fracción de segundo, ahí, como una disparada… Decíme: ¿ No tendría que decir algo? Algo… un pésame, una autocrítica, la promesa de una investigación, algo, aparecer, decir algo…

    »Pero no. Ahí esta el pegajoso, incómodo, molesto, el cada vez mas irrespetuoso silencio…

    »Es posible que todo esto que a uno le molesta sea una pavada. Que importa que diga algo. La muerte es irreparable. Los presidentes están para otra cosa. Tenemos que discutir los trenes, la reforma constitucional, YPF, Malvinas, que importa el silencio…

    »Yo estoy seguro que a mucha gente si le importa, estoy seguro que a muchos familiares de gente que murió, si le importa.

    »A ver, vamos a explicarlo lo más didácticamente posible. Suponete que a un amigo tuyo al que querés mucho, se le muere alguien, no se, un hijo, un hermano, un papá, una mamá, ¿ Vas al velorio?

    »¿Qué importa el velorio?

    »Es una pelotudez ir al velorio, si hay cosas más importantes para discutir sobre el futuro. La vida sigue, la muerte es irreparable, no agrega nada que vayas al velorio. Pero vos vas.

    »¿Porqué? Porque es un gesto piadoso. Porque es una compañía, porque si la compañía no repara la muerte, sana porque hay alguien mas cerca tuyo. Porque es una manera de mostrar algo muy sencillo y muy humano que es que el sufrimiento del otro importa.

    »Algo tan sencillo, tan simple y tan humano como que el sufrimiento del otro importa.

    »Pero hay un silencio que es cada vez mas pesado. Cada minuto el silencio es más pesado…

    »Hay algo además, un poquito asimétrico en ese silencio. Raro, extraño, intenso, pero sobre todo, asimétrico.

    »Mirá, hace un año y cinco meses murió Nestor Kirchner. El país paró, Decenas de miles de argentinos fueron al velorio a llorarlo, a acompañarla. El país como corresponde, paró por dos días y ella como correspondía, sintió la necesidad de hablarnos a todos de esa muerte que era de todos, pero que en lo personal era de ella, porque era su marido. E hizo bien, y habló bien, y todos nos conmovimos.

    »¿ Cómo se compara la muerte de un líder político con la de cincuenta laburantes? No se comparan. Son muertes distintas. No hay porque comparar muertes. ¿ Pero sabés qué? El silencio, ese pegajoso, irrespetuoso silencio, nos obliga a hacernos preguntas, porque hay mucho de asimetría.

    »Hay muertes que generan solidaridad, manifestaciones, monumentos, escuelas, plazas, puentes… Y muertes que generan silencio. Evidentemente son muertes que se valoran de una manera distinta.

    »A ver, vamos a dar otro ejemplo: Hay mucha gente que se manifiesta por Twitter. ¿ Cuáles son los últimos twitts, como se dice ahora que nos volvimos modernos de Abal Medina, jefe de gabinete: Habla de la muerte de Spinetta. Pero no solamente habla de la muerte de Spinetta; lo que hace es poner una foto de Spineta con Kirchner y dice “ dos flacos geniales que nos miran desde el cielo”. Se pega a Spinetta con Kirchner. De los 50 muertos, nada. ¿ Porqué hay muertes que valen mas que otras para nuestros líderes? ¿ O cual es el últino twitts de Boudou? “ Feliz cumpleaños Presidenta” “ y comparto con Uds. el video que Florencia hizo por el cumpleaños de la presidenta”… Y nada más..

    »Sobre los 50 muertos en la tragedia de Once, un pesado e irrespetuoso silencio…

    »La muerte es un tema difícil para todos nosotros, es lo que no queremos enfrentar. Es muy dificil cuando muere alguien cercano, o cuando está por morir, es un tema que, qué se yo, es uno de los grandes temas de los seres humanos, de todas las épocas.

    »Además, es dificilísimo ser presidente, y uno entiende, y sobre todo ahora cuando muchas personas piensan, a ver, muchas personas pensamos que el gobierno que encabeza Cristina Fernándes de Kirchner tiene responsabilidad directa en la tragedia de Once. Y entonces debe ser dificil poner la cara, pero igual es raro el silencio en alguien que todo el tiempo habla. Y es raro en alguien que habla todo el tiempo sobre otras muertes. No solamente la de Kirchner, muchas muertes están en el discurso presidencial, pero estas, no.

    »A ver, ¿ Qué hubiera preferido alguien tonto como yo? Hubiera preferido que dijera lo dolida que está, que prometiera investigar la responsabilidad de sus funcionarios, que dijera que puede entender el dolor de los otros, porque ella también lleva el suyo y muy reciente, y saber cuanto duele perder alguien querido permite entender cuanto le duele a otros. O incluso, que se instalara en una oficina para charlar con las víctimas que quisieran hacerlo. No iba a pasar nada.

    »Y todos hubieramos visto a alguien arremangándose, estando cerca.. ¿ Qué otra cosa más importante había para hacer?

    »Por supuesto, las muertes ya son irreparables, no reparan nada. Pero es una manera de sanar un poquito. De acompañar, de aplacar. De mostrarle a la gente que sufre que está menos sola. Eso hace un cura cuando da la extremaunción, cuando se acerca un amigo a un velorio, cuando un lider, bueno Lugo, viniendo para acá a ver que pasa, que se yo, siente, no siente, se avergüenza, calcula, no quiere quedar pegada, ¿ Qué es ese silencio?.

    »El silencio está, mirá como está. Cada vez mas silencio… mucho silencio…

    »Algunos ingenuos creen que el silencio no se escucha…raro, no? Pensar que el silencio no se escucha…»



2

... Todas las madres y todos los padres siempre buscamos a los hijos.

Yo quiero decirles a todos ellos y al resto de los argentinos, a los 40 millones de argentinos, a los que me quieren y a los que no me quieren, que saben que voy a tomar las decisiones que sean necesarias una vez que la Justicia decida.

Pero le pido algo a esta Justicia, le pido algo encarecidamente: esta pericia para determinar los responsables directos e indirectos, no puede durar más de quince días.

No le estoy poniendo plazo a nadie, por favor. Que nadie titule mañana “La Presidenta le puso plazos a la Justicia”.

Los 40 millones de argentinos y las víctimas necesitan saber qué es lo que pasó y quién es el responsable.

No esperen de mí jamás, ante el dolor de la muerte, ante la tragedia, la especulación de la foto o del discurso fácil, porque sé lo que es la muerte y sé lo que es el dolor y no tolero a los que quieren aprovecharse de tanta tragedia y de tanto dolor.

No esperen de mí actos demagógicos ni facilistas. Nunca lo hice ni lo voy a hacer y menos aún ante la muerte. Con la muerte no, les pido por favor, con la muerte no, con cualquier otra cosa…

Miren que tengo el cuero duro, miren que he aguantado los calificativos, los insultos y los agravios que nadie, ningún dirigente ni ningún presidente han soportado. Pero me da mucha pena que se especule con estas cosas.

He leído en algunos diarios algunos artículos de algunos periodistas que comparaban a ciertos personajes con cuervos o buitres. No estoy de acuerdo, porque los cuervos y los buitres son animalitos que creó Dios para el orden ecológico y natural. No humillemos ni a los cuervos ni a los buitres. Los que piensan, los que han sido como hombres creación de Dios, a los que Dios nos ha dado el don de pensar, el don de sentir, el don de entender, el don de crear, no podemos comportarnos de manera tan miserable...



3





Daniel
Mancuso




4 comentarios:

DIEGO dijo...

cristina discurso impecable, cristina estoy con vos .

Mirian dijo...

Yo también estoy con vos Cristina y pido a Dios que te proteja de todo mal.Adelante!

chela dijo...

Hay quienes tienen por oficio hablar o escribir. Y simultáneamente se ganan los garbanzos prostituyendo el lenguaje, oral o escrito, tiñendo sus palabrejas con el odio y el rencor de saberse perdedores y solitarios. Y esta mujer sale a decir justamente lo que todos auguraban que no iba a decir ni hacer ... y algunos se quejaron que no habló mucho de Belgrano.
La maestra de 4º grado habla del creador de la Bandera! La presidenta dice que nos pongamos los pantalones largos, nos dejemos de joder, hagamos la tarea en 15 días, usemos la Justicia y arreglemos el transporte ferroviario. Y hoy, martes, interviene TBA para auditar todo, desde el maquinista hasta los fierros y el destino de los abultados subsidios.
Amén.

Anónimo dijo...

¿Quién puede emitir una sola palabra de agresión hacia Cristina?
Ella - junto con Néstor - constituye lo mejor que nos pasó en muchas décadas, tanto desde el punto de vista humano como político y económico.
Pero tampoco debemos esperar que cuando se incendia el rancho sea ella la que venga corriendo con baldes de agua. Ni que sea ella la que cambie la paja del techo.
Hubo y hay FUNCIONARIOS que NO HICIERON lo que debían, ó lo hicieron MAL. Y perjudicaron en primer lugar a las víctimas, a la ciudadanía, a la Presidenta, a nuestro país.
A la manifiesta incomodidad, común en las grandes aglomeraciones urbanas, en materia de transportes, hace rato que se le sumó la inseguridad que llega a cobrar vidas.
Hay crecientes sumas de dinero que se dedicaron a subvencionar el pésimo servicio. Y también hay concesionarios que obtuvieron UTILIDADES. El Estado paga. Ellos se benefician. Los pasajeros sufren y a veces, mueren. La parte más grave: a pesar de las advertencias e informes, los funcionarios involucrados NO ACTUARON EN CONSECUENCIA.
Hoy, después de escuchar a los dos simpáticos oradores que anunciaron la intervención a TBA, me pareció que acababan de asumir en sus carteras.

Saludos
Tilo, 70 años

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta