buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 13 de noviembre de 2011

LA NOVELA DEL DÓLAR





Los poderes concentrados, la corporación mediática, los intereses especulativos y financieros, las empresas multinacionales, no aceptarán fácilmente que el gobierno reelecto de CFK profundice el proyecto nacional y popular.

Desde el primer minuto del día 24 de octubre, empezó a germinar la idea de condicionar al futuro gobierno kirchnerista. El dólar parece ser la apuesta fuerte para intentar desestabilizar la coyuntura política y social en marcha. Desde Clarín y La Nación, en punta, se friegan las manos y escriben, a más no poder, profesías autocumplidas teñidas de verde.

Los idiotas útiles de la clase media argentina, retiran sus depósitos en dólares de los bancos y cultivan el miedo por "lo que va a pasar" y engordan "la psicosis social sobre el dólar y de la desconfianza en los que mandan". Aplausos desde las cuevas neoliberales al acecho.


1
En Dólar y política, Alfredo Zaiat alumbra las mismas certezas que tenemos todos:

«...No hay que ser muy perspicaz para darse cuenta de cuál es el perfil de ministro de Economía que pretende el poder financiero para el nuevo gabinete del segundo mandato de CFK, expresado en la secuencia de análisis periodísticos y en la constante prédica de economistas de la city. En estos días de turbulencias en el mercado cambiario, los funcionarios deben estar más atentos que nunca ante sugerencias y promesas de colaboración de banqueros, que al darse vuelta ordenan comprar dólares y perfeccionar el canal informal de sus propias entidades».

Y señala además adónde van dirigidos los disparos y obuses mediáticos:

«El objetivo lo han expresado sin disimularlo: desplazar a Mercedes Marcó del Pont de la conducción del Banco Central y colocar en el Ministerio de Economía a un hombre confiable para banqueros y el sistema financiero internacional».


2
Susana Viau, en Clarín, se pregunta si ¿La política cederá esta vez ante la economía?, y afirma:

«Las turbulencias financieras de las últimas semanas pusieron al descubierto dos cuestiones: a diferencia de 2008, la ausencia de Kirchner y el cambio en las condiciones objetivas parecen indicar la necesidad, ahora sí, de un ministro de Economía a la antigua usanza.

»La selección del candidato no será una cuestión fácil. Aún los que aguardan la oportunidad con entusiasmo saben que se enfrentarán al dilema de preservar su prestigio y arriesgarse a colisionar con el staff cristinista o someterse a un sistema de decisiones que lo obligará a revalidar pergaminos y contrapuntear propuestas con el secretario de Comercio Moreno, con el titular de la ANSeS, Diego Bossio o con el joven economista de La Cámpora Axel Kicillof...»


3
Pero no sólo Viau le pega a Guillermo Moreno, el "demonio K", sino que La Nación, a través de La conspiración que encubre los problemas ─comedia de enredos pergeñada por Joaquín Morales Solá─ sigue la misma línea de ataque:

«Moreno y Echegaray hicieron el diagnóstico de la conspiración y le llevaron a Cristina la receta para conjurarla. Limitaron hasta extremos insostenibles la compra de dólares y crearon, como era previsible, más desconfianza y un dólar paralelo. Hace 30 años también se hablaba del dólar paralelo. La historia es endemoniadamente circular en la Argentina. Pero ¿cómo reconocer que el pensamiento ha evolucionado cuando el médico es Moreno, que cultiva las ideas del peronismo de los años 50? De todos modos, debe reconocerse que no hay otro funcionario en la administración como él, capaz de crear una narración de las cuestiones económicas, rústica y convincente, primitiva y sólida. Todo al mismo tiempo».


4
Mientras Europa se cae a pedazós, «Las ayudas del Banco Central Europeo, de la UE y el FMI a cambio de drásticos recortes sociales, sólo han servido para crear más desempleo, para deteriorar más las condiciones laborales y sociales de millones de personas. Pero los poderosos persisten en la fórmula. Ahora, a través de la imposición de tecnócratas al frente de los gobiernos, como en Grecia e Italia. Cada vez más son los mercados los que deciden el futuro de los países, no sus ciudadanos», afirma Roberto Montoya.

¿Qué quieren los profetas del odio? ¿Querrán argentinos de primera y de segunda como sucede con los europeos? Parece que sí.




Daniel Mancuso

1 comentario:

Anónimo dijo...

Perfil digital tìtulo, en el Gobierno estudian pesificar los depòsitos (fuente un funcionario desconocido). Despuès agregan comentarios de Alberto fernandez desde España. Vienen duros los muchachos.. Lola.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta