buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 15 de octubre de 2011

PERFIDIAS








Un nuevo tiempo se avecina, como siempre incierto, como todos los tiempos que hicieron los pueblos forjando su historia. Tensiones. Ruidos molestos. Equilibrios inestables. Dudas y certezas peleando por prevalecer, insidias de cuarta generación que avanzan a paso constante ingnoradas por los millones de consumidores pasivos, inermes. Tiempo esperanzado y preocupante, por las incognitas que plantea, por los posibles que ofrece, por la irredenta calidad vital que nos pertenece y nos exige pelear para poseerla y gozar del paraíso antes de irnos quién sabe adónde.

El mundo está loco, dicen, parece, da la impresión, se siente, se intuye. No es el mundo, son los hombres y mujeres que se autodestruyen, dicen, parece, da la impresión, se siente, se intuye. NO, hay distintos grados de responsabilidad, son los gobiernos y las poderosas corporaciones quienes deciden nuestro destino, dicen, parece, da la impresión, se siente, se intuye.

¿Qué pasaría si Irán, Afganistán, Libia, Irak, cualquiera, tomara represalias con un ataque similar al que ellos (sus pueblos) sufrieron, contra instalaciones estadounidenses?

¿Por qué las acciones, las conceptualizaciones de las mismas, las valoraciones sobre verdugos y destinatarios, son casi siempre unívocas, indefectiblemente favorables a sus mentores?

¿Que invisible designio divino impuso tan perverso curso de acción de la historia presente?

¿Por qué, Hamlet, decime, por qué?

Cuántas preguntas, cuánta impotencia indignada. Vuelvo a la Argentina, que es lo que conozco.
Con el patético incidente en GORILA A DOS VOCES?, con la intolerancia y las crispación develadas, con las trincheras cavadas por el filo Falaz sofo TOMÁS ABRAHAM, y las mediocres categorizaciones del camaleónico Jorge Lanata, podemos inferir que algo se ha roto: la impunidad está desnuda, como el rey.

No es una batalla ideológica inconducente, no es la teoría de los 2 demonios recurrentemente enarbolada por los nostálgicos desahuciados, ¿es quizás la pugna entre el bien y el mal de que habla la Biblia?, o tan sólo el castillo de naipes que se cae por su propia incapacidad tectónica, lo que el viento se llevó, y la historia ya no la escriben más quienes estaban acostumbrados a ganar.

Es cierto que se puede, pero hace falta decisión y coraje. Y de eso tenemos bastante.

Quizás sea cierto que el imperialismo y todos los reaccionarios son tigres de papel...

Es cuestión de tiempo.


Daniel Mancuso

2 comentarios:

Gonzalo Navarro dijo...

Los Argentinos vamos respondiendo nuestros interrogantes, pero nuestra sencibilidad y concecuente solidaridad nos exhorta a pensar en el mundo todo.
Esas otras respuestas globales hay que construirlas.
Un Abrazo

nestor dijo...

Excelente,hay que seguir poniendo nuestro grano de arena diario.
Felicitaciones

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen