buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 7 de septiembre de 2011

DE MONTONEROS Y CANCIONES





Había una vez un país hermoso, al sur del planisferio, que fue arrojado a una pesadilla larga, de muertes interminables...

En esos días, los discursos altisonantes prohibían las voces y los llantos, y amenazaban fatalidades. Un mediodía de sangre fue bombardeado. El humo impune tapó los cadáveres, aunque la memoria los desentierra a cada rato. Fueron años difíciles, en que volvieron a matarlo, una y otra vez. Lo persiguieron en las fábricas, lo encarcelaron sin motivo, lo fusilaron en los basurales.

Resistió como pudo las botas, las patrañas; engendró corajes, parió epopeyas, a pesar de las balas y los silencios. Se organizó en puebladas, floreció en guerrilla buscando el horizonte oculto detrás de la canalla. Supo de dolores insondables que se multiplicaron sin parar. Cómo pudo sonreír en medio de tanta injusticia, nadie lo sabe, pero lo hizo, estoico entre desgracias y delaciones. Cantó marchas, zambas y milongas a toda voz, en los recreos breves de la batalla.

Un 7 de septiembre mataron a 2 de sus hijos más valientes, Fernando Abal Medina y Carlos Gustavo Ramus. Corría 1970, entre barricadas y gritos libertarios. En ese entonces, juventud, elecciones, peronismo... eran malas palabras.

Cerca de la primavera, siempre es bueno recordar a los seres queridos, los imprescindibles...










Daniel Mancuso

2 comentarios:

los caniches de perón dijo...

Muy bueno Mancu, PRESENTES COMPAÑEROS PERONISTAS FERNANDO Y CARLOS!

Anónimo dijo...

A la memoria de Mendizabal,Yaguer,Croatto,Carlon,Haberger,Arrostito,Alzogaray, y tantos otros que regaron con su sangre el camino hacia la Liberacion todavia no concluida.....LOMJE PoM viva la patria
Rodo

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta