buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 4 de junio de 2011

UN RIVOTRIL (Clonazepam) PARA RICARDITO





Amigas y amigos:

Tengo miedo. Si como dice Ricardo Alfonsín, las cosas están tan graves como él las cuenta, me voy a vivir a Trípoli, que seguramente allí estaré más seguro con mi familia, y podré vivir en paz bajo la protección de las fuerzas de la OTAN.

Es que el horno no está para bollos, y la política es una mierda, y todos son corruptos y no le creo a nadie y este país no tiene arreglo... ya que después de 28 años de Democracia, el hijo de un ex Presidente y candidato a serlo, me sugiere que si no lo votamos a él mejor será suicidarnos antes que vivir en la dictadura populista que pergeña los más terribles desastres para una sociedad cautiva de la corrupción y el odio estatista.

  • Una preguntita Ricardito, con todo respeto y sin ninguna intención de ofender su enorme magnanimidad y su capacidad de escucha tolerante y sensible: ¿No le parece un poco flojo el lema de campaña "Un hombre distinto, un país mejor"? No dice nada, es tan amplio y banal como decir "un sol cálido y resplandeciente", "Unos ravioles cuadraditos y sabrozos", o también "un mar amplio y salado", y cosas por el estilo...



1

Ricardito no se amilana, toma coraje y hace un llamado a las fuerzas vivas de la Patria en peligro...


« Amigas y amigos:

» Vivimos tiempos decisivos. Un triunfo electoral del partido de gobierno profundizaría sus pretensiones hegemónicas. Se acentuaría el ataque al federalismo a través de las políticas de ahogo económico de las provincias. Continuaría el sometimiento del Congreso y de la Justicia. Se seguiría minando la cultura democrática que alienta el debate, la deliberación y el diálogo. Asistiremos a continuidad de la intolerancia, los agravios y la prepotencia causantes de las divisiones que paralizan las capacidades nacionales. Se agravaría el deterioro de las instituciones de las República, la confianza de la ciudadanía y de los agentes económicos. Continuaríamos desaprovechando una oportunidad excepcional no solo para el crecimiento, sino para el desarrollo social y económico. Se postergaría por cuatro años la construcción de un Estado decente, moderno, transparente y eficaz. Seguiría vigente la perversa noción del ejercicio del poder como un fin en sí mismo. Seguiría negándose el problema de la inflación, se seguirían falsificando las estadísticas públicas, continuaría confundiéndose el Estado con el gobierno y los medios comunicación se consolidarían como agentes de propaganda al servicio del gobierno. Se seguiría limitando las capacidades innovadoras y emprendedoras por el afán centralizador y vigilante... »

  • Una preguntita Ricardito, con todo respeto y en la búsqueda del beneplácito general que fructifique en beneficios de indole comunitaria: ¿No estará exagerando, echando toda la responsabilidad de los males que nos aquejan a sus oponentes que gobiernan muy diligentemente la nación (y la sacaron del abismo en que el correligionario Fernando De la Rua nos dejó) mientras usted no se hace cargo de sus incapacidades y faltas de propuestas y acciones?



2
Ricardito no se entrega a la desesperación de los pusilánimes y ofrece una salida consensuada y pluralista para salvar a la republica amenazada...


« Evitar esto es una obligación de las fuerzas progresistas. La voluntad de cambio requiere una firme voluntad de ganar, y para ganar son necesarios el diálogo y la capacidad de acuerdos. Resistirnos a la construcción de la gran alternativa nacional, popular y progresista, sería una forma imperdonable de conservadurismo. El camino no es encerrarnos en los distritos que gobernamos, sino llevar nuestro programa a todo el país, e integrar las demandas de nuestra militancia en un proyecto mayoritario. Hay que ampliar la base de sustentación económica y social, y asumir que hay muchos empresarios capaces de acompañar y comprometerse con un proyecto progresista » .


  • Una preguntita Ricardito, con todo respeto y pasión republicana: ¿Usted está seguro que Francisco De Narváez y Javier González Fraga son el reaseguro de la construcción de la gran alternativa nacional, popular y progresista?

  • ¿No podríamos tener diálogo y capacidad de acuerdos con dirigentes más creíbles, confiables, insospechados, menos manchados por su pasado menemista y corrupto? Porque esto se parece más a una especie de PACTO DE OLIVOS AGAIN que a otra cosa, ¿vio?


¡No, no se enoje Ricardito!... ¡No grite hombre! ¡Pare... pare un poco!... le va a hacer mal... no se ofusque che... no... no se meta con mi vieja... no me insulte...


Daniel Mancuso

4 comentarios:

Pibe Peronista dijo...

Un rivotril y un sartenazo, otro rivotril y otro sartenazo y así hasta octubre!

Abrazo Mancu!

Daniel Mancuso dijo...

Muy buena idea Pibe, no se me había ocurrido, con los sartenazos evitaríamos enriquecer a los malditos laboratorios farmacéuticos internacionales...

Unfor dijo...

Que curioso; la hegemonía que pretendemos nosotros es para ellos, nociva para la "instituciones y la República".
Para nosotros, la posibilidad invariable de profundizar proyecto.
La maravilla que ellos pintan como diversidad para nosotros es la hegemonía que nos somete, claro. Y nosotros vemos a loa Ricarditos como sujetos prontos a bajarse los pantalones hacia ese poder hegemónico.

Piri dijo...

Querido Mancuso: la falta de planificación lo tiene perdido. Y te digo, la boludez y el egoísmo de esta oposición tan flojarda no se arregla con pastillas. Unicamente que fueran mágicas.
Besotes

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen