buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 15 de junio de 2011

FUERA DEL MUNDO





¿Quién es ese chinito que sonríe saludando a la Presidenta?

No, no es el tintorero de la esquina de la Quinta de Olivos, no señora, no señor. Es el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

El señor de ojos rasgados, representa a más de 190 países del planeta y elogió el "liderazgo" de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, cuando afirmó que la Argentina "es uno de los socios más fuertes" de la organización internacional, al jugar "un papel decisivo y creciente en el ámbito mundial"...


  • "Siento realmente gran admiración por su liderazgo, ya sea en el G-20, o en Naciones Unidas, y aprecio su rol como uno de los líderes globales, pero también como una de las pocas mujeres dirigentes del mundo, ya que menos del 10 por ciento de países miembros de la ONU tienen dirigentes mujeres"...







Al resaltar el rol de la Argentina en el marco mundial, Ban Ki-moon dijo que el país "está firmemente comprometido con los tres pilares de la Carta de las Naciones Unidas, la paz, la seguridad, el desarrollo y los derechos humanos".

Ban Ki-moon habló el lunes 13 de junio, luego de un encuentro con Cristina en la sede gubernamental y durante un almuerzo que le ofreció la presidenta en el Museo de la Casa de Gobierno, en el marco de una gira que realiza por los países de la región.

La Argentina "da un ejemplo al mundo como pioneros en el progreso que el país ha logrado en luchar contra la impunidad en torno a la violación de los derechos humanos durante la última dictadura".

Además, "es un socio confiable y muy firme de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas", y recordó que "el contingente de Argentina en Haití está realizando una contribución decisiva en mejorar las perspectivas de ese país".

Señaló que en la reunión con Cristina "hablamos de qué manera las Naciones Unidas y la Argentina pueden fortalecer su sociedad, su asociación. Argentina es uno de los socios más fuertes de Naciones Unidas y uno de los estados miembros más importantes, que juega un papel decisivo y creciente en el ámbito mundial".

Felicitó luego "a la Argentina por el gran progreso realizado en la realización de los objetivos del desarrollo del milenio, en especial en las áreas de mortalidad infantil, salud materna y educación primaria universal".

  • "La Argentina también lidera, mediante el ejemplo, otro tema prioritario que está muy metido en nuestro corazón y en el suyo y son los logros sobre la participación política de la mujer y su inquebrantable apoyo para crear y fortalecer al integrante más nuevo de la familia de Naciones Unidas, Naciones Unidas Mujeres".

Otro de los aspectos que resaltó Ban Ki-moon, y que reiteró en su discurso durante el almuerzo, fue "la actuación argentina como puente muy eficaz entre el G-20, el G-77 ─que actualmente preside nuestro país─ y China".

"Esto significa que la Argentina está en una posición muy eficaz como para hallar el consenso entre diversos grupos de países sobre temas tan cruciales para esta agenda global del siglo XXI que tenemos en común".

Recordó que el Grupo de los 77 "ha identificado al desarrollo sustentable como una de sus principales prioridades, y en torno a este tema y a muchos otros, el liderazgo de la Argentina seguirá siendo decisivo".

Dirigiéndose a la presidenta, Ban expresó luego que contaba "con su liderazgo continuo", y tras desearle "el mayor de los éxitos" manifestó su "seguridad que la Argentina, bajo su gran liderazgo, tendrá mayor prosperidad y tendrá madurez democrática promoviendo, también, los derechos humanos".





Los que critican a la Presidenta Cristina Fernández, seguramente, extrañan las relaciones carnales de la época menemista, donde la Argentina estaba subordinada a los intereses económico-financieros globales, a los mandatos del FMI, a las multinacionales y corporaciones locales que hacían sus negocios a costa del hambre y la desocupación de gran parte de la población.

Lamentablemente (para ellos), la marcha de la política nacional va en sentido contrario: avanza hacia la integración suramericana, hacia la defensa de la soberanía y poniendo en riesgo a los furiosos CORAZONES COLONIZADOS




Daniel Mancuso

1 comentario:

Daniel dijo...

El que está fuera del Mundo es Adrián Ventura. Yo insisto en mi teoría de que ese chabón es extraterrestre.
Y Blanck y Van der Koy están aislados; le pasan todos los días el morfi por una ventanita y les gritan;
-"Piensen, piensen" a ver si sacan alguna idea original de sus cabezotas, no ven como mide la yegua!

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta