buscador

Búsqueda personalizada

martes, 24 de mayo de 2011

JOAQUÍN EN EL TITÁNIC




Los futuros perdedores del avance popular y democrático abren el paraguas y se ponen las galochas previendo la inundación (de votos).

La gente no come vidrio y sabe qué le conviene: trabajo, educación, salud, obra pública, desendeudamiento, inclusión social. Una gestión sólida de un Estado soberano. Un presente bien lejos del 2001 y de la desesperanza española, por tomar dos ejemplos cualesquiera.

La tilinguería es esa parte de los humanos que no aprende nunca, se tropieza con la misma piedra una y otra vez, no recuerda qué pasó la semana pasada y compra espejitos de colores y mensajes premasticados para no pensar demasiado. Por eso, está de parabienes comprando Clarín, mirando TN, leyendo La Nación. Tienen como panegirista estrella al inefable cipayo Joaquín Morales Solá. El tipo llama a la calma y la mesura, y en su análisis de los comicios de Santa Fe afirma que fue El triunfo de los moderados.

  • Sobresalen los resultados de Santa Fe por lo distinto que fueron de las corrientes políticas que impone el gobierno nacional y el resto de la dirigencia. Hubo poca dosis de ideología en un universo nacional donde reinan las ideologías. Hubo una marcada tendencia a votar candidatos moderados y consensuales en un mundo de inmoderados, que hacen de supuestas "guerras" la principal bandera de su acción política. Es probable que la Presidenta, halagada todavía por las encuestas, termine cometiendo un serio error político si considerara que esas mediciones de opinión pública reflejan a una sociedad con anhelos de combates épicos. Nada predice eso y, por el contrario, algo empieza a expresar una predisposición social hacia políticas mesuradas...


Sería casi indignante, si no estuviésemos acostumbrados, la desfachatez con que expresa ideas y valores pusilánimes y antipolíticos el pelado escriba adscripto a los ejércitos ─genocidas o mediáticos─ del establishment de cualquier tiempo y lugar.

Toda acción y discurso está articulado por una ideología, aun las acciones y discursos que la niegan. Joaquín Morales Solá expresa la ideología del poder financiero, el mediático y corporativo, que juntos son las patas del monstruoso poder fáctico que se retuerce iracundo ante el avance de las acciones del Estado nacional, las políticas inclusivas y activas del gobierno que tomó el timón del barco que estaba a la deriva en 2003.

La imagen siempre fue la misma en la historia argentina. Como si fuera la última parte de la película Titanic, ellos han sido los ricos personajes que se salvan porque suben a los botes salvavidas antes que las mujeres los niños y los viejos ─la mayoría desconsolada que se hunde en las heladas aguas del destino de los pobres─ condenados a muerte.

Y vuelta a empezar. Siempre fue así, hasta no hace tanto. El cambio de paradigma los indigna. Ya no son los sagrados sacerdotes del statu quo. El statu quo tiembla ante los pasos firmes de la muchedumbre movilizada, y el orden inexpugnable está asediado por millones de voluntades rebeldes.

Los Mariano Grondona, las Beatriz Sarlo, los Jorge Lanata, Luis Majul, Ernesto TN baum, Pepe Eliaschev... no entienden, no aceptan, están crispados y proyectan su beligerancia y su odio en los demás, incluso quienes tienen los elementos intelectuales para comprenderlo pero no la honestidad para aceptarlo.

Finaliza Joaquín Morales Solá su exordio zonzo y gastado...

  • Bien mirados los resultados santafecinos, la Presidenta tendría pocas razones para sentirse satisfecha, como se manifestó ayer. Una fuerte corriente política más moderada que inmoderada, y más democrática también, surgió desde uno de los cuatro distritos electorales más importantes del país. Esas constataciones le deberían indicar que la Argentina ya no quiere nuevas fragmentaciones y que quiere menos los perpetuos combates que ofrecen sus jóvenes seguidores.

Él y sus amigos tienen tanto miedo, tanta impotencia por perder sus privilegios y ver que todos se salvaron del desastre del Titánic... ahora hay botes para todos, y los privilegiados no son ellos, sino los más golpeados por la gran ola neoliberal.

Hay un viaje en ciernes para buscar nuevos horizontes y no precisamente en el primer mundo ─Europa y Estados Unidos─ sino en las morenas tierras de suramérica.



Daniel Mancuso

3 comentarios:

MOO dijo...

bien ahi daniel, poniendo los puntos

Eduardo Real dijo...

No nos la van a hacer fácil, Mancu. Hay algunos frentes sobre los que no nos van a poder golpear más: Me refiero a las corridas bancarias y cambiarias, porque ahora tenemos 50 mil palos para acostar al más pintado. No ocurre lo mismo con el frente inflacionario, donde 20 o 30 formadores de precios definen lo que sucede con todo lo demás. Con el agravante de que lograron convencer incluso a gente del palo de que "el INDEK miente". Cuidemos ese frente. Mucho más si Brasil devalúa. Attenti ahí.

El segundo frente es no pisar el palito de las provocaciones que va a hacer el mogopolio para quedar "off side" a propósito y forzar la quita de las licencias como ya sucedió con Fibertel: Nos están diciendo: A ver, vení, sacame las licencias. Ya tienen tres tarjetas amarillas, y teóricamente a la cuarta es tarjeta colorada. No me extrañaría que en breve fuercen la cuarta falta para agudizar el conflicto, y recrear "el campo" bajo el formato de "Chavismo" antes de octubre.

Ojo con pisar ese palito. Hasta octubre, ajo y agua. Después charlamos.

Daniel Mancuso dijo...

Gracias Marcelo...
Tenés razón Eduardo, hay que estar muy atentos...
Abrazos.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen