buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 22 de abril de 2011

EL DEBATE





De un tiempo a esta parte, la política y la participación popular recuperaron el lugar perdido durante la década infame neoliberal. Heridas entre los cacerolazos y el "que se vayan todos" de 2001, sorprende la fuerte presencia de ambas, en nuestros días.

La antipolítica dañó gravemente a la sociedad en su conjunto, y los únicos beneficiados fueron los poderosos grupos corporativos de siempre.

Con la llegada de Néstor y Cristina eso cambió. La política volvió a cobrar protagonismo y con ella el debate de todos los temas que antes estaban escondidos. Es mentira lo que sugieren los medios masivos de confusión. En Argentina no hay censura y hay más libertad que nunca para decir cualquier cosa. Por eso, Clarín y La Nación, Perfil y TN, entre tantos, bombardean día y noche, incansablemente, con malas noticias, ficciones y retazos de una realidad agobiante que diseñan en las redacciones.


1
Como se quedaron sin letra, y los intelectuales argentinos dan pena, salieron a buscar afuera, y se encontraron con dos dinosaurios: Fernando Savater y Mario Vargas Llosa. El sida y el cáncer (tomando prestadas las palabras del premio Nobel).


2
Fernando Savater sigue equivocándose con nosotros. En un reportaje que le hizo Nelson Castro en TN, el escritor español continúa asociando al peronismo (por ende al gobierno nacional) con una degradación de la actividad política. Utiliza las palabras en sentido peyorativo: "clientelismo" y "populismo", para atacar al mayor movimiento político y social argentino, y niega el carácter transformador, político y articulador que viene demostrando desde 2003 hasta hoy.

Fernando Savater aseguró que "muchos gobiernos pretenden que los intelectuales digan siempre que sí. Al intelectual se le pide que se comprometa, pero si se compromete en contra de lo que quería el gobierno, inmediatamente despierta una indignación".

Savater no explica porqué el Grupo Clarín, titular de Cablevisión (que maneja el 70 % de los cables del país), no acata la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual , conocida como Ley de Medios (Ley 26.522). Así, inexplicablemente, no ha modificado la grilla de canales, a pesar de que hay lugar para cientos de señales, y deja afuera no sólo a Paka Paka, sino al canal de películas nacionales INCAA TV, el canal de noticias argentino CN23, y el canal de noticias sudamericano Telesur, entre otros.

Entonces, Fernando mira la realidad con un ojo solo. Dudosa ecuanimidad. Cínica honestidad intelectual la del vazco neoliberal.


3
Lo peor del ser humano es el egocentrismo, no registrar al otro, los otros. Savater habla y habla, sonríe y sonríe, y no se detiene a pensar en su diatriba pseudo intelectual y sus consecuencias. Los periodistas colonizados le ponen el micrófono y la cámara adelante para que diga cualquier cosa, total es extranjero y seguro tiene razón, piensan.

Lo que no explica el filósofo, de lo que no se hace cargo, es que dijo: "Yo tengo relacionado al peronismo con el franquismo porque Franco era un entusiasta de Perón y yo no era un entusiasta de Franco, de modo que por ostensión tampoco soy un entusiasta de Perón. Ahora hablar de peronismo es arqueología; llamarse peronista es como si yo me llamara Tiranosaurio rex". Eso es un insulto para millones de argentinos. Y el verdadero animal antediluviano es él: un enorme TIRANOSAURIO REX SAVATER.

No contento con eso, siguió adelante: "El populismo es la democracia de los ignorantes. Lo que es la democracia para las personas cultas, una forma de gobierno que genera esperanzas y la forma civilizada de vivir en sociedad, es sustituida por el populismo, que es una degradación destinada a los ignorantes. Es la democracia rebajada en precio".

"Cuanto más político es un intelectual, más cantidad de gente está descontenta con él". Eso es mentira. Eso no es política, ni análisis, ni pensamiento profundo, Savater. Lo que usted hace es simple repetición de frases hechas, lugares comunes, y sencillos slogans de la derecha reaccionaria. Usted no ha fundamentado una sola de sus aseveraciones, sólo adjetivó maliciosamente al movimiento popular, con una soberbia desmedida. Es un diagnóstico fofo el suyo, sin argumentos, que suena igual a lo que se escucha en un taxi, o en la panadería. De intelectual, poco, casi nada.

Anibal Fernández salió a rebatir las soeces declaraciones: "No es ético que un filósofo español como Fernando Savater hable barbaridades de un partido político que gobierna un país soberano como la Argentina".

"A palabras necias, oídos sordos", dijo el escritor en declaraciones en el canal TN. Una contestación digna de una doña de barrio, enojada. Muy poco académica, cero reflexión.


4




5
Busquemos en el diccionario...

debate

  1. m. Discusión, confrontación de opiniones diferentes: antes de votar la enmienda, se sometió a debate.

  2. Contienda, combate: tiene un continuo debate con sus prejuicios.


El debate en Argentina está más vivo que nunca. No hay temas tabú o prohibidos. Hay una sociedad que trabaja, estudia y piensa. La juventud participa, reclama, propone. El único límite es el del tiempo, el día tiene sólo 24 horas, y los sueños colectivos rebasan e invaden el día siguiente. Hay debate y hay mañana. La memoria abona el presente, la esperanza ilumina el futuro.


Daniel Mancuso

1 comentario:

huguito de neuquen dijo...

Había resultado pura cáscara el "filósofo". Grande Anibal. Lo hubiera puesto en otro escalón que a Vargas Llosa, que ahora es Nobel. Ese premio conserva un prestigio inmerecido. ¿Cómo pueden dárselo a Pérez Esquivel y a Kissinger? a un economista neoliberal y a Stiglitz? ¿Harán lo mismo con las ciencias como la Física o la Medicina? Desconfío. Además soy populista!!!

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta