buscador

Búsqueda personalizada

martes, 22 de marzo de 2011

LA MEMORIA EN LAS CALLES





Mucha gente vive años y años en una calle de la que no sabe el origen de su nombre. Es posible que si no se pusieron a averiguarlo no les interese demasiado.

Sin embargo, el nombre de una calle, una plaza o una escuela designa una historia colectiva, sintetiza el homenaje de una sociedad a alguien o algo que supuestamente fue beneficioso para el conjunto, connota valores que se pretenden rescatar del olvido para ofrendarle a las generaciones futuras.

Y ahí empiezan los problemas...

¿Hasta cuándo recordaremos a Sócrates, el autor de los libros que iluminaron las noches del 2 veces Presidente Carlos Saúl Menem (Mi libro de cabecera son las obras completas de Sócrates, afirmó el inefable riojano) con una olvidada cortada de apenas 100 metros de largo?

Estamos en deuda con la historia y la memoria popular. Muchos argentinos ilustres, ex Presidentes, legisladores, artistas, deportistas y científicos no tienen una calle que los recuerde. Entonces, por qué sostenemos algunos nombres como Franklin Delano Roosevelt, en el barrio de Belgrano, quien fue responsable, junto a Harry S. Truman de la Masacre HIROSHIMA Genocidio NAGASAKI.

Otra calle de Belgrano y Villa Urquiza, la avenida Monroe, lleva el nombre de un ex presidente norteamericano, James Monroe, que estuvo en el cargo entre 1817 y 1825. Hace unos años, un diputado de la ciudad propuso cambiarle el nombre a esa calle para ponerle Juan Manuel de Rosas. El proyecto quedó cajoneado.

El año pasado, la PLAZA DEL ANGEL GRIS alegró las conciencias porteñas al desplazar con ese nombre homenaje a la obra de Alejandro Dolina al asesino y golpista fusilador Pedro Eugenio Aramburu.



1




¿Por qué todavía la avenida Rivadavia (la que alimenta el mito urbano de ser la más larga del mundo) conserva su nombre?

¿Por qué seguir reivindicando al autor de la deuda más escandalosa de la historia argentina, el empréstito de la banca Baring Brothers, que fue una estafa a las arcas públicas y se terminó de pagar cien años después?

Quizás se deba a que no quieren arruinar la canción de Manal, pero no quedaría mal con otro nombre.

El comandante Ernesto Che Guevara es uno de los argentinos más famosos en el mundo y no tiene una calle con su nombre...


Caminamos una calle sin hablar
Avenida Che Guevara.
Caminamos una calle sin hablar,
Avenida Che Guevara.
Y pensé
y pensé
cuándo subiste a mi tren, mujer,
que yo no te ví,
cuándo subiste a mi tren, mujer,
que yo no te ví,
no te ví...



2


Es posible seguir llamando Ramón Lorenzo Falcón a la calle que corre paralela a Rivadavia desde Liniers y atraviesa Villa Luro, Velez Sarsfield, Floresta, Flores y casi llega a Primera Junta. Siendo un policía, político y militar asesino que se destacó por su dureza como jefe de la Policía Federal Argentina, y quien reprimió brutalmente los movimientos obreros de comienzos del siglo XX, es casi una burla.

  • El 1.º de mayo de 1909, Ramón L. Falcón ordenó reprimir la manifestación convocada por los anarquistas de la FORA en Plaza Lorea; dejó 11 muertos y más de 105 heridos, muchos de los cuales fallecieron en los días siguientes. Ante la huelga general y la decisión sindical de mantenerla hasta su renuncia, dio también órdenes de dispersar por la fuerza la columna de 60 000 personas que acompañaba los féretros de los obreros asesinados hacia el cementerio de Chacarita; la policía arrebató los féretros a la multitud para evitar el cortejo, y rechazó a balazos a los 4000 manifestantes que llegaron por sus propios medios a Chacarita para rendir homenaje.


3
¿Cuándo tendremos calles con nombres que merecen estar en boca de todos? Los medios hegemónicos critican cuando se propone algún cambio de nombres porque aducen que hay temas más importantes. Es una buena argucia para dejar las cosas como están y que nada cambie.

Sin embargo, la batalla cultural que estamos dando desde hace unos años no se detiene, rompiendo las verdades cristalizadas que nos hicieron creer, como que "lo privado es mejor que lo público", "lo importado es mejor que lo nacional", "el Estado es ineficiente, mejor la libertad de Mercado".

Rodolfo Walsh, Germán Abdala, John William Cooke, Héctor José Campora, Pepe Biondi, Tato Bores, Diego Maradona, Juan José Hernández Arregui, Rodolfo Puiggross, Padre Carlos Mugica, Arturo Jauretche y tantos otros merecen un cartelito en las paredes del barrio...



Daniel Mancuso

3 comentarios:

Unfor dijo...

Buenísimo post!
El cambio de letra del tema de Manal está tremendo; hay que llamarlo a Javier Martinez y pedirle que la cante!

Una buena, aunque fuera de la política; un tramo de la calle Cordero (?) ya se llama Bochini, y los hinchas del Rojo,tenemos a nuestro héroe ahí, al lado de la cancha donde hizo nuestra gran historia.

Daniel Mancuso dijo...

Bien Unfor, hay que apropiarse de cada pedazo de historia y rebautizar nuestras calles...

Paola dijo...

Excelente artículo. cabe agregar de cómo los nombres de las calles vienen a pintar el paradigma de cultura impuesto. Por eso vale la pena reflexionar sobre el tema y proponer los cambios.
Saludos

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta