buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 13 de febrero de 2011

DECONSTRUYENDO A JOAQUÍN






¿Usted se preguntará por qué leemos los editoriales de Clarín o La Nación?

Desagradable trabajo, sin duda. No crea que lo hacemos gustosos, pero es parte de la tarea, hay que escuchar, saber, entender la posición y las aspiraciones de los enemigos de la democracia. Ellos no quieren la democracia, no les importa. Democracia o dictadura, guerra o paz, llueva o granice, hambre o abundancia... ellos hacen sus negociados, arman sus componendas, aprietan a leales y subordinados, amenazan a los rebeldes, convencen a los pusilánimes, destruyen a los débiles.

El caso argentino los tiene desesperados. Desde 2003, el gobierno nacional inauguró un tiempo de cambio de paradigma, dónde las corporaciones empezaron a ver que la política tomó la dirección del destino patrio, la soberanía y la justicia empezaron a cobrar sentido. Y la economía tuvo que entrar, con desgano, en el andaribel que le destinaron desde el Ejecutivo. Ni lerdos ni perezosos, los escribas multimediales comenzaron la guerra por el sentido, inundando de mierda y mentiras todo lo que fueran logros gubernamentales.

Ahora, avanzado el proyecto popular, directamente tergiversan la realidad, inventan un mundo de inflación e inseguridad tratando de imponer la sensación de un país invivible. Son los sembradores del caos.




Veamos que dice el capitán Morales Solá, con su artillería dominical en el diario de la oligarquía...


  • ALGO anda mal en una democracia cuando un ex presidente denuncia que todos los opositores están en libertad condicional. Esa anomalía del sistema político (y del sistema de libertades) empeora aún más cuando un ex jefe de ministros del actual gobierno asegura en público que lo vincularon con causas judiciales sólo para callarle la boca. Eduardo Duhalde y Alberto Fernández no son iguales ni están en lo mismo, pero han cometido el pecado de ir contra la corriente más radicalizada del kirchnerismo, que parece haber cobrado una creciente influencia en la Presidenta.

Primer error, o mejor dicho, primera trampa: Joaquín le da más entidad y relevancia a un ex presidente de facto (que no contó con el voto popular y que se fue por el escándalo del asesinato de DARIO y MAXI), y a un ex ministro confidente de la embajada norteamericana, que a las acciones y políticas de la Presidenta democrática. Ojo , empezaste mal...

  • Este sector del kirchnerismo es también marginal dentro del peronismo. No cuenta con el aprecio de gobernadores ni de intendentes justicialistas. Eso explica su desesperación por descerrajar una fenomenal guerra interna dentro del partido gobernante. La conflagración sin límites del peronismo es la novedad más importante de los últimos días, escamoteada a veces por el protagonismo de jueces, por polémicas electorales o por el cruzamiento de furiosas acusaciones. Esas luchas no son nuevas. Es lo que el peronismo ha hecho siempre cuando presintió que el poder podía cambiar de manos.

Sigue la confusión malintencionada de : en el peronismo no hay ninguna conflagración interna. El residual (Duhalde, Rodríguez Saa, Solá, Das Neves, Puerta, y siguen las lacras) quiere sobrevivir a la rotunda muerte política que se asoma en octubre de 2011. Por eso se tapan la naríz y hacen acuerdos con ; prefieren juntarse con la derecha que desaparecer.

El peronismo en el gobierno, tiene unidad de concepción y unidad de acción, desde 2003. La aparición del apelativo kirchnerismo, en boca de los opositores y cagatintas del establishment, tiene la intención de separar al proyecto popular en marcha del movimiento nacional y su identidad histórica; no lo lograron ni lo lograrán.

  • Esa guerra ya provocó el doble procesamiento del recaudador oficial de la campaña presidencial de Cristina Kirchner, Héctor Capaccioli, por el delito de haber lavado dinero negro para esa competencia electoral. Si se tiene en cuenta, además, que Antonini Wilson declaró ante la justicia norteamericana que trajo 800.000 dólares que Hugo Chávez aportaba a la campaña de la Presidenta, los candidatos opositores de 2007 podrían preguntarse si perdieron en buena ley. El único obstáculo para llegar a la verdad es, dentro de una graciosa ironía, el propio juez. Norberto Oyarbide ha conseguido lo que pocos jueces consiguen: que nadie le crea. Personal gastronómico confirmó a la oposición que Oyarbide comió hace poco en el restaurante El Mirasol con el secretario de Justicia, Julián Alvarez, que milita en La Cámpora.

El malintencionado intenta retomar la estrategia de la inefable Lilita Carrió, poniendo un manto de sopecha sobre el triunfo presidencial del 2007, en manos del peronismo en el gobierno. Ya fue pelado, ese argumento no prendió, volvés con Antonini Wilson (un agente de la CIA), y querés desprestigiar a Oyarbide. No opinaste lo mismo sobre el juez , o las manganetas y chicanas de el ex juez Cavallo que defiende a tu patrona. No sos ecuánime, pelado.

  • Capaccioli llegó al gobierno recomendado por Alberto Fernández, es cierto, pero se quedó en la administración después de la renuncia del ex jefe de Gabinete y se distanció de éste. Capaccioli trabó entonces una buena relación directa con Néstor Kirchner, según grabaciones telefónicas en poder de Oyarbide. De todos modos, resultaría insólito que cuestiones de dinero de la campaña de su esposa hayan pasado por manos que no fueran las del propio Kirchner, obsesivo como era. Aníbal Fernández salió en el acto a vincular a Capaccioli con su antecesor y tocayo, porque sabía que agradaría a la Presidenta.

Tanto Capaccioli como Jaime, como otros tantos que irán apareciendo, son tan culpables como sean encontrados por la Justicia. No ocurre lo mismo con tu jefa , o con tu jefe , que no explican que pasa con la identidad de Felipe y Marcela, y ambos junto a tu patrón Bartolomé Mitre tampoco dan cuenta de la apropiación de . Así que, dejate de joder con la Justicia, ustedes tienen comprados a decenas de jueces que les dieron amparos y cautelares, pelado botón.

  • ...Venegas lleva a Duhalde como Alberto Fernández conduce a Scioli. Duhalde podría ser un arquitecto político de la candidatura presidencial de Scioli o de la de Mauricio Macri, si se convenciera de que otro está en mejores condiciones que él de batir al kirchnerismo. Scioli ha sido maltratado en los últimos días como un anticristo, las colectoras fueron autorizadas por la propia Presidenta y por una letanía coral de cristinistas, y el kirchnerismo marginal (Luis D'Elía, Emilio Pérsico, Carlos Kunkel) lo azotó en público.

Aquí perdiste la neutralidad y la lucidez. Aquí no sos un periodista "independiente", se te escapa por la boca la espuma que denota impotencia y miedo, querés que Scioli o Macri le ganen a Cristina, querés que derroten el proyecto popular, se te sale de la vaina la lengua filosa opositora. Pero, ojo, vos no sos opositor. Vos sos un mercenario a sueldo, muy alto, que degolla palabras e ideas para el statu quo. Vos hace rato que asesinaste la imaginación.

  • Hay dos alternativas posibles: o Cristina decidió emprender el camino de su candidatura a la reelección, eliminando a su posible delfín, o está obsesionada con disciplinar al delfín mientras decide qué hará ella. Lo cierto es que a Scioli le están cerrando todas las puertas. El gobernador tampoco tiene muchas opciones: o acepta el encierro (y la posibilidad de la derrota provincial) o se aleja sin retorno del kirchnerismo con su propio proyecto presidencial. En ese fárrago se encierra el núcleo de la guerra.

Y sí, o te quedás o te vas. O ganás o perdés. O sos del pueblo o sos cipayo, Joaquín. ¿Qué estás diciendo? Te pagan mucha guita para que digas algo inteligente, y no estas estúpidas dicotomías, pedazo de gorila presumido de intelectual brillante; si vos sos el editorialista qué bajo viene el nivel en las redacción, carajo.

  • El peronismo cree, como siempre, que el poder es un derecho divino. No fue así en 1983 ni en 1999, cuando las luchas internas del partido terminaron en gobiernos no peronistas. Jugar con causas judiciales en las que se investigan dinero negro, crímenes y corrupción sindical y política es acercarse demasiado al fuego. Una derrota podría esconderse detrás de las dispersivas colectoras. Parece una guerra, como escribió Silvina Ocampo, cuyas metas los guerreros alcanzarán cuando ya las metas sean otras.

El primero y último párrafo de tus notas cantan la posta: vos apostás a la derrota de Cristina, trabajás para ello, sembrás dudas e insidias todos los días, junto a decenas de escribas de poca monta, repetidores de libretos tilingos y malintencionados, como el mediocre de saco y corbata junto a la estúpida que mete miedo en Telenoche.





A la noche, sin ropa, tirado en la cama, solo, solo, solo... el cielorraso y tu angustia. Sin cámaras ni teclados. Solo. Ese es tu castigo, el fruto de tu desamor.

Cada uno elige su propio infierno...



Daniel Mancuso

3 comentarios:

Angeles Martin dijo...

Muy bueno, lástima que no te lo publiquen en la nazión, pero me encantaría. El HDP no permite los comentrios. Es un cobarde mercenario que utiliza el poder de la prensa escrita para que la lean miles de alienados desde hace tanto tiempo. Hay que insistir en los medios para neutralizar este veneno. Aquí publicaron la nota en diario Los Andes, la cadena nacional de los escribas de Clarín.

Daniel Mancuso dijo...

Ya nada es como antes, miles de blogueros, feisbukeros, militantes, ciudadanos, laburantes estamos develando las patrañas... ¡¡¡vamo que ganamos!!!

M. Ángeles del Hoyo dijo...

ME ENCANTÓ, REALMENTE HICISTE UNA TAREA NADA AGRADABLE. SALUDOS

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta