buscador

Búsqueda personalizada

viernes, 7 de enero de 2011

¿TE HICISTE EL PAPANICOLAU, NENA?




El 30% de las mujeres sexualmente activas en la Argentina tiene HPV. Así lo informó la Sociedad Argentina de Infectología. El virus del papiloma humano puede provocar cáncer de útero, más frecuentemente en las menores de 25 y las mayores de 50 años si no hay prevención, controles y un uso correcto del preservativo desde el primer momento de iniciada la relación sexual. En esos segmentos etarios “se combinan la prolongación de la vida sexual activa asociada a la baja adherencia a la cultura del profiláctico”, explicó Hebe Vázquez, de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI).

Existen tres variedades de HPV: los virus que no causan ni verrugas ni cáncer, los que causan verrugas genitales, y los de alto riesgo, que pueden aumentar el desarrollo de cáncer cervical.

Todos se transmiten por contacto de piel a piel. Es decir, que toda persona que tuvo contacto íntimo con otra infectada puede contraer la infección y transmitirla. Además, hay un 20% de hombres sexualmente activos que sufren la infección y pueden no presentar síntomas.

La medida de prevención primaria es la aplicación de la vacuna. Además, el HPV puede detectarse realizando un Papanicolau (Pap) y una colposcopía anuales.



El HPV se transmite por vía sexual, principalmente. Es lo que se llama “una familia de virus”, de unos 100 virus, de los cuales 13 son potencialmente cancerígenos. Este dato conduce a la regla de oro: no todos los HPV pueden desarrollar cáncer, pero si tuviste cáncer ginecológico seguro te lo pescaste por el HPV.

En la mitad de los casos, la infección se realiza entre los 15 y los 24 años. Claro: según una investigación del Hospital de Clínicas realizada sobre 2110 adolescentes que van a la escuela, el 64% de las mujeres desconoce para qué sirve el PAP y el 94% no sabe qué quiere decir HPV..., ni mucho menos que si ese virus ingresa al organismo, en 10 años puede convertirse en células malignas. Enferma no sólo el cuello del útero sino también vulva, vagina, ano, esófago y pene. Es asintomático y suele manifestarse a través de verrugas genitales.

La incidencia más alta se da en el noroeste y nordeste argentino. Vivir con las necesidades básicas insatisfechas es un factor de riesgo para que el HPV mute: la falta de buena alimentación, la falta de buena atención médica, entre otras razones, dejan al cuerpo con la guardia baja. Otros factores que ayudan a que se convierta en cáncer son fumar, muchos años de tomar anticonceptivos orales, muchos años de tomar medicación con corticoides y tener distintos compañeros sexuales.




Daniel Mancuso

3 comentarios:

M. Ángeles del Hoyo dijo...

excelente!

Tani dijo...

Mancu, hay que vacunar a las nenas. Hay una vacuna que se da en tres dosis, que cubre sobre todo el HPV que desarrolla el cáncer. Lamentablemente es muy cara, pero vale la pena el esfuerzo. Y hay que dárselas antes de que tengan su primera relación sexual. Además de romperles el marulo con que usen forro, hay que vacunarlas. Hay un proyecto de ley en la ciudad para que la vacuna entre en el calendario

Daniel Mancuso dijo...

gracias por la info Tana, besos a vos y a María de los Ángeles...

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta