buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 24 de noviembre de 2010

PREMIO CERVANTES





Los premios no son un buen termómetro para evaluar el arte. Algunos destinatarios de los mismos son patéticos e irrisorios. Los Premios Nobel son el mejor ejemplo. Y uno se pregunta ¿por qué premiaron a tal o cual?
Pero allí están.

Sin embargo, el Premio Cervantes es uno de esos que tiene un prestigio indiscutible...

El Premio Cervantes es el mayor galardón literario de la lengua Castellana. Fue creado en 1975 por el Ministerio de Cultura y está dotado con 125 mil euros (casi 169 mil dólares), para reconocer la figura de un escritor que, con el conjunto de su obra, haya contribuido a enriquecer el legado literario hispánico.

La escritora española Ana María Matute se ha convertido en la ganadora. Aunque también figuraban como candidatos los escritores Juan Goytisolo, Arturo Pérez-Reverte, Francisco Nieva, Javier Marías, Luis Mateo. También Nicanor Parra, Laura Restrepo y el argentino Ricardo Piglia suelen figurar en las listas de candidatos.

Finalmente, el jurado proclamó como ganadora a Ana María Matute. Así se convirtió en la tercera mujer en obtener este galardón, en los 35 años de vida del premio. Las otras dos mujeres fueron, la española María Zambrano en 1988, y la cubana Dulce María Loynaz en 1992.

La composición del jurado del Premio Cervantes, de 11 miembros, se mantiene siempre en secreto hasta el día que se emite el fallo, pero, al menos, se sabe que forman parte del mismo los dos últimos ganadores, en este caso serían Juan Marsé y José Emilio Pacheco, aunque, debido a problemas de salud, no se encuentra en Madrid.

De todas las facetas desarrolladas por Matute, el presidente del jurado, Gregorio Salvador, académico de la Lengua, se centró en la producción de literatura infantil y juvenil de la escritora, "una autora verdaderamente genial y que tiene un público fiel en esas edades". El jurado realizó seis votaciones antes de emitir su fallo por mayoría.

La "sorprendente" conjunción entre el realismo y lo fantástico que se da en la obra de Matute (Barcelona, 1925) fue destacada por el escritor Juan Marsé, Premio Cervantes 2008 y miembro del jurado.


Ana María Matute, algunos textos...


Fiesta al Noroeste (fragmento)

Allí estaban de nuevo los bosques de robles, en las laderas los chopos orgullosos, afilándose, verdes. En grupos, y, no obstante, cada uno de ellos respirando su soberbia soledad, como los mismos hombres. Aquellos hombres de Artámila.


Pecado de omisión (fragmento)

Durmieron en el mismo chozo de barro, bajo los robles, aprovechando el abrazo de las raíces. En el chozo sólo cabían echados y tenían que entrar a gatas, medio arrastrándose. Pero se estaba fresco en el verano y bastante abrigado en el invierno. El verano pasó. Luego el otoño y el invierno. Los pastores no bajaban al pueblo, excepto el día de la fiesta. Cada quince días un zagal les subía la collera: Pan, cecina, sebo, ajos. A veces, una botella de vino. Las cumbres de Sagrado eran hermosas, de un azul profundo, terrible, ciego. El sol, alto y redondo, como una pupila impertérrita, reinaba ahí. En la neblina del amanecer, cuando aún no se oía el zumbido de las moscas ni crujido alguno, Lope solía despertar, con la techumbre de barro encima de los ojos. Se quedaba quieto un rato, sintiendo en el costado el cuerpo de Roque el Mediano, como un bulto alentante. Luego, arrastrándose, salía para el cerradero. En el mismo cielo, cruzados como estrellas fugitivas, los gritos se perdían, inútiles y grandes. Sabía Dios hacia qué parte caerían. Como las piedras. Como los años. Un año, dos, cinco.



Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen