buscador

Búsqueda personalizada

martes, 30 de noviembre de 2010

MARIO MONICELLI 95




Mi adolescencia se iluminó con el cine italiano, y me hice hombre, deambulando en
La città delle donne...

Iba a la Cinemateca de la calle Sarmiento y me regodeaba, en esas tardes de arte y utopías, con la ironía y la sensibilidad de Marcello Mastroianni, Alberto Sordi y Vittorio Gassman, Nino Manfredi, Federico Fellini, Ettore Scola, Mario Monicelli...

Era una isla exenta de la locura cotidiana, una cueva mágica para guarecerme de la lluvia imbecilizante de la gran ciudad, y soñaba, no estaba solo en el cine, me acompañaban los eternos personajes de la comedia italiana (para mí la mejor comedia del mundo) que me llevaron a volar por el mundo de los adultos, sin abandonar la alegría, la ingenuidad.

A los 95 años, ayer lunes, se fue el magistral guionista y director italiano Mario Monicelli. Me acordé de Las rosas del desierto (2006), su última película, fue tan brillante como la primera. ¿Cómo ponerle humor a la guerra, y ternura? Él lo hizo con un talento inigualable. La vi en el Arteplex de Belgrano, recuerdo que al salir me quedé pensando en el monstruo que había pergeñado esa maravilla, me fui caminando sorprendido de tanto talento...

Mario rodó su primer corto en 1934, una adaptación de El corazón delator, de Poe, que codirigió con Cesare Civita y su íntimo amigo Alberto Mondadori, y un año después llegó su primer mediometraje -mudo-: I ragazzi della via Paal, que logró en premio en el festival de Venecia. Por fin debutó con un largo en 1937, Pioggia d'estate, pero el filme sólo se distribuyó en el sur de Italia.

De 1939 a 1942, antes de irse a la guerra, Mario trabajó como ayudante de dirección. Después, fue llamado a filas. "Me destinaron a Yugoslavia, a caballería, pero nunca luché". Hasta 1949 no volvió a ponerse detrás de las cámaras, en compañía de Stefano Vanzina, con Totò busca piso. En los siguientes cuatro años Monicelli y Fanzina codirigieron 8 filmes más, protagonizados por el cómico Totò.

  • "Era muy particular, un gran mimo, movía todo el cuerpo además de la cara. Los grandes actores recitan con el cuerpo, trabajan la entonación y el cuerpo...".

Era un gran admirador de Buster Keaton y Charles Chaplin ("eran la voz de los perdedores que se eleva contra las normas sociales"): aplicó todo lo aprendido en pantalla.

Dirigió 65 películas, además de trabajar en teatro y televisión. Considerado como uno de los maestros de la comedia italiana, Mario Monicelli fue nominado 2 veces al Oscar como guionista por las películas Camaradas (1963) y Casanova 70 (1965).

3 de sus largometrajes fueron candidatos al Oscar, en la categoría de mejor lengua extranjera: Fue con Rufufú (1958) ─Vittorio Gassman, Marcello Mastroianni y Claudia Cardinale─ y La gran guerra (1959) ─ también con Gassman, sobre la I Guerra Mundial desde una perspectiva tragicómica─, y La ragazza con la pistola (1968), con la que logró convertir en actriz cómica a Monica Vitti.

La armada Brancaleone (L'armata Brancaleone, 1966) es una hilarante historia del medioevo que parodia las grandes narraciones épicas: un puñado de bandoleros mal armados y muy miedosos, que sólo buscan huir de las penurias del bandidaje sin correr grandes riesgos. La ingenuidad y poca valentía de Brancaleone (el joven Vittorio Gassman) y su "ejército" causan situaciones irónicas y alocadas. Actúan también: Gian Maria Volonte, Catherine Spaak, Folco Lulli, Maria Grazia Bucella, Barbara Steele, Enrico Maria Salerno

Mario fue un mago contando las cosas de forma directa. Trabajó con algunos de los mejores actores del siglo XX: Monica Vitti, Totò, Anna Magnani, Vittorio Gassman, Vittorio de Sica, Giancarlo Giannini, Stefania Sandrelli, Sofia Loren, Nino Manfredi, Gian Maria Volonté, Marcello Mastroianni...

  • "No éramos conscientes de la importancia de lo que estábamos haciendo. Era una vida dura. Los horarios no son como los de ahora. Te levantabas al alba y trabajabas de 7 a 7. Llevábamos pan con salami y eso comíamos. Durante 15 años fuimos el centro de la creatividad, duró un par de generaciones".

Mario se suicidó al saltar al vacío desde el quinto piso del Hospital San Juan de Roma, donde se encontraba internado a causa del cáncer que se le había detectado. Uno de los trabajadores encontró el cuerpo sin vida del cineasta en la entrada del sector de urgencias.






Daniel Mancuso

1 comentario:

ruben dijo...

No te olvides del Cine Arte y del Lorraine jajaja.

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen