buscador

Búsqueda personalizada

martes, 2 de noviembre de 2010

¿ADÓNDE VAN?





Sé que algunos no quieren hablar de estas cosas. Quizá sientan que son inmortales, que falta mucho, que para qué. No lo sé.

No puedo ni pensarlo, no me jodas con ese tema...


Pero al abrir los ojos, la primera vez, ya comienza la cuenta regresiva imparable. Así que, aunque podríamos evitar pensar el final para no amargarnos, quiero amagar respuestas inciertas sólo por jugar nomás.

Jamás estuve tantas horas mirando un velorio. Sentí una intensa empatía itinerante por los gritos, los gemidos, los gracias, los silencios, los fuerza. Lloré, lloramos. Rompí con mi aversión a los velorios. Por la hipocresía, por la falta de respeto. Ni siquiera fui al de mi vieja, solo asistí al cementerio. No quería encontrarme con algunos personajes que nunca estuvieron y me lloraran encima sobreactuando aflicción. Pero esta vez fue distinto.

Estaban los que tenían que estar. Faltaron los que nadie quería encontrar. Hubo tanto amor, tanto, tanto, que la pena se fue desinflando hasta volar como un globo pinchado por ahí, por la plaza, llevada por el viento suave de la madrugada, planeando a ras de la multitud doliente, hasta diluirse en alguna risa adolescente, de dientes frescos y comprometidos.

No es común hablar, escribir, pensar tanto sobre la muerte, sobre un muerto, sobre nuestra muerte. Un día, dos, tres, toda una sociedad. Sin embargo, cuando alguien muere y nos toca, nos duele, también nos recuerda que estamos en la cola, quizás en el fondo, quizá cerca de nuestro turno. ¿Quién sabe?

Pero no es opinable lo indefectible sino el camino previo. Y ahí sabemos que el flaco sacó ventajas, EL FLACO APROVECHÓ EL TIEMPO, y eso es como decir que le hizo un gol a la parca, de media cancha. Y cuando llegó la extinción del proceso homeostático, y los cínicos respirantes creyeron que todo acabó, ya está, a otra cosa mariposa... los millones de argentinos peregrinos con hambre de justicia nos dimos cuenta que ESTO RECIÉN EMPIEZA.

Y volviendo a lo irremediable (dejando de lado creencias y misticismos a gusto y piacere de cada cual), sabemos que eso no se discute, porque no sabemos que hay después de la fecha de vencimiento, si hay después. Pero sí, los que quedamos, pudimos juntarnos para mitigar el zarpazo fatal, para resistir la impotencia devoradora que nos invade cada vez que la injusticia divina hace una mala elección, y puteamos hacia arriba buscando al responsable de tanta desolación. Y no hay señales, salvo la lluvia. Alguién, si existe, se hace el boludo.

Estuvimos hermanados, fundidos, sin racionalizaciones ni mandatos, sólo por amor, puro y sincero, en sus diversos colores, y descubrimos que SOMOS NOSOTROS.

No sé adónde van nuestros muertos. No creo que haya un infierno peor que el terrestre. Seguro que Perón y Evita, y el Che, Néstor, mis viejos, los tuyos, los compañeros... están cerca. Viven en nosotros al recordarlos, imitarlos, evocarlos y prometerles victorias con acciones proactivas que nos sirvan a todos para ser felices. Con eso alcanza y sobra.








Daniel Mancuso

4 comentarios:

Unfor dijo...

Conmovedor lo que escribiste. Y este tema de Silvio... lo escuchaba en momentos jodidos, así que mirá como lo tengo asociado. Como un bálsamo.
No por la muerte; yo siento tantas cosas con el hecho de la muerte; sino por la ternura que tiene.

La Pampa Peronista dijo...

Que hijo de puto, voy al blog de el Otro Campo, me humede los ojos, me los seco, vengo a tu blog y me volves a generar lágrimas.

Muy conmovedor Mancuso.

Abrazo.

Anónimo dijo...

muy fresco lo que escribiste, muy genuino. me representan cada una de las palabras.
un abrazo compañero!

Javier dijo...

En facebook cuando todos ponian el trio yo agregaba donde esta el CHe sino no es Kirchnerismo y vos completaste la foto como yo la queria

Muchas gracias

Un abrazo

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta