buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 4 de agosto de 2010

CALUMNIAS



Te salvaste Hugo Biolcati, no te van a hacer juicio por calumnias como le hizo la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

Hebe había dicho,
en el programa de la TV Pública 678, que la Ruiz Guiñazú había trabajado como agente de prensa del ministro de Economía de la dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz.

Magdalena se consideró “injuriada” y se presentó en los tribunales. La Justicia sobreseyó a Hebe. La Sala VII de la Cámara del Crimen, con las firmas de los jueces Mauro Divito y Juan Cicciaro, aplicó la legislación sancionada a fines de 2009 que derogó los delitos de calumnias e injurias cuando se trata de cuestiones de interés público. Mirá vos, te salvó una ley de Cristina, che.

Biolcati, nada va a pasarte porque en La Rural dijiste tantas barbaridades...


“Sólo los autoritarios, los soberbios, los egoístas descalifican al otro para dominar la escena. Es que el egoísmo es pariente cercano de la ambición, la avaricia y el poder. Esperábamos de las autoridades nacionales un pequeño gesto en el Bicentenario de la Patria, quizá que se acercaran hasta aquí. Que comprendieran que la sociedad ya no admite ese estilo crispado, arrogante y confrontativo. Que abandonen por un instante el sesgo autoritario, la mirada soberbia y el gesto intemperante. Hace falta abrir una ventana en esa muralla de intolerancia.


¡Qué pieza de oratoria, Biolcati!

En Grecia, la oratoria llegó a ser considerada como un instrumento fundamental para alcanzar prestigio y poder político. Sócrates creó una famosa escuela de oratoria en Atenas que tenía un concepto más amplio y patriótico de la misión del orador, que debía ser un hombre instruido y movido por altos ideales éticos a fin de garantizar el progreso del Estado.

Claro, puse el dedo en la llaga porque el Estado es tu enemigo. Vos y los tuyos no quieren el Estado, no quieren pagar impuestos, no quieren que nadie se meta a arbitrar en vuestros negocios. Por eso son neoliberales. Por eso le pegan al gobierno. ¿Qué es eso de repartir? ¿Qué es eso de las retenciones?

Pero vos no sos un gran orador. Y encima no sabés leer. Y encima aludiste a Moreno y Belgrano. Dejate de joder, Biolcati. Extrapolaste a 2 personajes de otro momento histórico, que pedían libertad frente al monopolio español, que si vivieran hoy serían tus enemigos. Sos un caradura. A vos te chupa un huevo la pobreza, es más, vos querés que haya pobres, vos tenés al 75 % de los trabajadores agrarios en negro. Ustedes son dueños de un CAMPO NEGRO.

Tu discurso es una burla a la democracia. Lo sabés, e intimamente lo disfrutas. Es tu soberbia de rico caprichoso que amenaza impunemente, ¿No? En eso te pareces a Mauricio Macri. Otro rico capichoso que no quiere límites, que da órdenes a todos, hasta a los jueces, y si no le gusta, se inventa un juicio y se juzga solo. Los poderosos somos así, ¿No, Biolcati?

Decí la verdad, pensaste tu discurso mirándote al espejo, Biolcati. Así, tenías mucho material a mano para lograr una buena pieza oratoria. Es autoreferencial pero lo das vuelta y lo usas para atacar a tus enemigos. Es como si lo hubieras escrito deliberadamente para ustedes. Como si te hubieras salido de vos y en un rapto de sincericidio te mirás desde afuera. Total, nadie sabe qué tenés en la conciencia. Con solo cambiar una palabra, el destinatario del discurso, se entiende todo... sacaste autoridades agropecuarias y pusiste las autoridades nacionales, fijate...


“Sólo los autoritarios, los soberbios, los egoístas descalifican al otro para dominar la escena. Es que el egoísmo es pariente cercano de la ambición, la avaricia y el poder. Esperábamos de las autoridades agropecuarias un pequeño gesto en el Bicentenario de la Patria, quizá que se acercaran hasta aquí. Que comprendieran que la sociedad ya no admite ese estilo crispado, arrogante y confrontativo. Que abandonen por un instante el sesgo autoritario, la mirada soberbia y el gesto intemperante. Hace falta abrir una ventana en esa muralla de intolerancia”.


Te felicito, sos más piola que Durán Barba, o más auténtico por lo menos. Él trabaja para terceros, es un mercenario. Vos sos cuentapropista.

Después, te arrepentiste en tu interior, te dio vergüenza haber sacado data de las miserias propias por ese gesto de autocrítica secreta y te despachaste con esta mentira para la memoria, para el espanto...

“La Mesa de Enlace es un ejemplo. Un ejemplo de diálogo que construye y no descalifica. Un paradigma que debieran imitar nuestros actuales gobernantes”.

¡Qué hijo de puta, Biolcati, Qué cínico hijo de puta!


Daniel Mancuso

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta