buscador

Búsqueda personalizada

lunes, 8 de marzo de 2010

NO RENUNCIAN




Purtroppo, pasó todo el siglo XX, una década del XXI, y la situación de las mujeres sigue siendo bastante precaria, insalubre, injusta, obscena en muchos aspectos de la vida planetaria.


Alguien alguna vez se preguntó si dios era hombre o mujer, o las dos cosas. Ahora que he vivido bastante, y tengo más atrás que lo que me queda por delante, estoy convencido que dios, si existe, es mujer.  Sólo una mujer puede aguantar tanto las cagadas que hacemos los hombres. Ni nosotros mismos, a veces, podemos cargar con nuestros conflictos. Ellas hacen el trabajo multiplicado, llevando nuestras mochilas y las de los hijos y las propias y... 


Hoy no se festeja nada, se conmemora sufrimiento y desigualdad, así que no es día de salutaciones ni aplausos.

Tal vez, en un rapto de humildad y arrepentimiento, podamos pedirle perdón a las mujeres que tenemos cerca por todo el maltrato que les regalamos, y es seguro que ya estamos perdonados (¿?), pero igual habrá que hacerlo, y cambiar.

Dos mujeres del país real la pelearon duro. Las 2 mujeres más importantes de mi vida que ya no están,  le pelearon duramente a la vida una cuota de felicidad que fue bastante esquiva, con más llanto que gozo, y al final, para no perder la costumbre, le dieron batalla al cáncer. Aunque finalmente perdieron, fueron dignas luchadoras, nunca aflojaron, a pesar del dolor insoportable.

Por estos días, otra mujer importante, una que lleva adelante las esperanzas de todos, los sueños utópicos y la mística machucada que habíamos olvidado, es protagonista de la gran novela nacional. Como a Maria Magdalena, la quieren apedrear y sepultar con insultos y cacerolazos, intrigas de Senado y estudios de televisión cipaya. No pasarán.

...la historia más extendida sobre la conmemoración del 8 de marzo hace referencia a los hechos que sucedieron en esa fecha del año 1908, cuando murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.

y si me preguntan porqué soy peronista, y si me emociono y lloro, es porque esa mujer que no renuncia me tocó el alma con su voz gastada, y la vida me premió con otra mujer que no renuncia...









Daniel Mancuso

1 comentario:

Anónimo dijo...

VIVAN LAS MUJERES QUE NO RENUNCIAN
SALUD A LAS COMPAÑERAS
ABRAZO

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta