buscador

Búsqueda personalizada

sábado, 7 de noviembre de 2009

ATAQUES FURTIVOS



"No puede ser, nadie hace nada", gritaba una hormiga aplastada por un paquete de diarios Clarín...


En nuevo ataque a la libertad de prensa, gente que se movía en autos y camionetas siguieron a supervisores a cargo de trasladar los diarios hacia los puntos de venta y en muchos casos les sustrajeron la mercadería que llevaban. Después la vendían en los barrios pitucos y con el dinero recaudado compraban Serenitos y los repartían en la villa 1 11 14.

Según las denuncias que realizaron los supervisores en el lugar, en algunos casos los móviles tenían personas de civil, en otros era gente que se identificó como parte del gremio de Moyano y algunos llevaban gorros del Sindicato de Distribuidores de diarios y revistas. Uno de los sujetos llevaba una cruz al cuello, aunque se descuenta que Jesus tenga algo que ver en el hecho.

El operativo duró alrededor de dos horas y los principales barrios afectados fueron Almagro, Caballito, Flores y Floresta. En diferentes puntos, cuando los supervisores (que se manejaban con seguridad privada) detenían la marcha, les arrebataban los diarios y a cambio les dejaban estampitas con la leyenda: Cristina 2011.

En todos los casos, siempre había un auto oscuro cerca, a media cuadra más o menos, con un hombre flaco, de mediana edad, con un ojo desviado y un pronunciado seseo al hablar, quien repetía una frase muy inusual: ¿qué te pasha clarín?, ¿qué te pasha clarín?.

La distribución comenzó alrededor de las 6.30. De Clarín salieron 51 camionetas hacia los 103 puntos de venta ubicados en Capital Federal y en el Gran Buenos Aires. A esa hora se vieron muchas bicicletas que seguían a las camionetas con gente de color cobrizo al manubrio.

El conflicto más grave ocurrió en Rivadavia y Boyacá, en Caballito, cuando a las 7.15 dos autos y una camioneta, con personas de civil que estaban armadas, agarraron al vendedor y le vaciaron la camioneta. Los civiles portaban sendos gorritos de la Tupac Amaru y en las manos llevaban palos... de helado. El vendedor se quejo porque no le convidaron uno de frutilla al agua.

En 9 de julio y Corrientes, un supervisor fue sorprendido por un auto que transportaba personas con gorros del Sindicato de Distribuidores de diarios y revistas y le robaron toda la carga. Según informaron fuentes policiales, por este caso hay seis personas demoradas en la comisaría 8 (frente al Ramos Mejía). Dicen que la carga se la llevaron para Jujuy y sería usada como combustible en las noches frías del altiplano.

En Medrano y Corrientes, uno de los distribuidores que iba con la camioneta vio que lo estaban persiguiendo, se escondió, y pudo continuar con el reparto. A otro supervisor, en el Abasto, le vaciaron parte de la carga. Algunos mal pensados dicen que estaban arreglados, que los distribuidores entregaron la carga para que se lleven los diarios a los barrios pobres y hagan barriletes con ellos.

En Bartolomé Mitre al 2800 y en Flores se reportaron dos casos de arrebato total de diarios. En Paternal apretaron a los vendedores pero no pudieron sacarle la carga, aunque leyeron los chistes gratis. En Lomas y Barracas, los choferes denunciaron aprietes, manoseos y hasta una felatio (muy buena) para poder leer el horóscopo, luego los malvivientes huyeron contentos, y siguieron vendiendo.

En un operativo de contingencia, 1000 vendedores fueron asignados para vender por un día el diario. Dentro de 60 días tienen que pasar por las oficinas de Tacuarí para cobrar sus servicios: les van a regalar una camiseta de Boca y una foto de Riquelme. Actualmente la situación se encuentra normalizada.



Habla Omar Plaini diputado electo y canillita





Daniel Mancuso


No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen