buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 27 de septiembre de 2009

DESPIDOS DESPIDOS




...Y despidos. Así paga el amo a sus arrastrados vasallos, con una patada en el culo a los que lamieron sus botas y juraron fidelidad eterna. Nunca fue bueno someterse a los malos. Se ve en las películas: "El crimen no paga", y ser cómplices en la manipulación de la información y las mentes ciudadanas es un crimen que tarde o temprano te pasa factura.

Y aunque no hayan sido serviles ni funcionales a los intereses patronales, los trabajadores siempre serán víctimas de los empresarios enriquecidos a costa de sus esfuerzos, porque así es el asunto y yasí debe ser, nos han convencido: "Qué querés, ellos tienen que ganar, por algo son los dueños, tienen la guita..."

No os preocupesis, la gente está ávida de noticias. Volverán los pasquines de papel reciclado, revistas y revistejas barriales. Los propios escribas venderán sus productos en las esquinas a vos en cuello: "Salío
la voz Tilinga, con todos los aconteceres de la política argentina... la lipo que se hizo Lilita... Michetti va de noche a la escuela para terminar la secundaria... Gerardo Morales le robó el novio a Roberto Piazza..."

Habrá mucha oferta, bajará el precio de las publicaciones, o quizá vuelvan los bandos en la plaza con redoblante y todo, y la gente alrededor, escuchando impaciente... ¡Qué épocas! La multitud en las calles, recorriendo las barriadas, los mercados a cielo abierto, el renacer del ágora perdido.
Los televisores no tendran sentido, serán vaciados y rellenados con libros o juguetes, y los grandes diarios volverán a ser lo que fueron, lo que no debieron dejar de ser, el mejor envoltorio de huevos que se haya inventado.


El Grupo Clarín anunció los primeros ajustes en su plantel de personal tras haber perdido el negocio del fútbol. En el tramo decisivo de la pelea con el Gobierno por la nueva ley de medios, contra la que también batalla el mayor holding mediático del país, el capítulo inicial se escribió en TyC Sports, la señal de cable que emitía en exclusiva los partidos de fútbol de Primera División hasta que la AFA pactó con el Gobierno para transmitirlos gratuitamente.

Allí las autoridades convocaron a periodistas, técnicos y administrativos para comunicarles que en la primera mitad de octubre "Reducirán en un 30% su staff". Pero ejecutivos del canal adelantaron que el plan es despedir a unos 230 empleados sobre un total que no llega a 500. Es decir, casi la mitad.

El gerente general, Carlos Fridman, reunió el miércoles pasado a conductores, cronistas, productores y jefes de área en sus estudios centrales de San Juan y Lima. El jueves citó por separado a otros dos grupos de empleados de los programas más vistos del canal.

El ejecutivo anticipó los recortes y los adjudicó a que los proveedores de cable dejaron de pagar la tarifa que cobraba la empresa por figurar en sus grillas de programación. Eso incluye a Cablevisión y Multicanal, las dos cableras que también maneja Clarín y que acaparan la mitad de los abonados.

Oficialmente, la empresa negó tener un número de despidos en carpeta. Sus voceros dijeron que abrirán un plan de retiros voluntarios y que intentarán mantener “al menos al 70%” del personal.

Los estudios y las oficinas de la señal deportiva igual estallaron de rumores. Por separado, los gerentes de cada sector empezaron a armar listas de empleados “prescindibles”. También algunos de ellos temen ser despedidos.

Carlos Fridman explicó en todos los casos que tras haber perdido la exclusividad de las populares transmisiones de fútbol, el canal se devaluó a niveles insospechados. De ser la señal más cara para las empresas del cable –que hasta hace dos meses le pagaban un promedio de $ 9 por abonado–, más un adicional de $ 3 por el codificado, TyC Sports pasó a cotizar incluso menos que sus competidores deportivos, que siguen teniendo menos audiencia pero que ofrecen partidos de la Copa Libertadores, la Sudamericana y hasta la Champions League europea.

Cuando la AFA anunció su convenio con Canal 7, las empresas del cable exigieron renegociar lo que pagaban por TyC Sports. Mientras tanto cortaron los pagos. En el canal intentan tejer acuerdos para cobrar $ 4 promedio por abonado, pero les juega en contra que Fox Sports cobra apenas $ 2,70 y ESPN menos de $ 1,50, incluyendo ESPN+.

Eso se llama competencia. Algo que no sucede cuando hay un monopolio que acapara y tiene una posición dominante en el mercado. En el capitalismo, la competencia hace que los precios bajen y las empresas compiten entre sí para seducir a los potenciales consumidores o clientes...

Paradójicamente, en esta disputa, Cablevisión y Multicanal se ubican en la vereda opuesta a la de TyC Sports y les conviene que caiga su precio. El canal no es íntegramente del Grupo Clarín y según los voceros “se maneja en forma independiente”. El holding tiene la mitad de sus acciones y la otra mitad está en manos de Torneos y Competencias, el emporio fundado y luego vendido por Carlos Ávila.

TyC también cerraría los estudios que alquila desde este año en Belgrano. Allí apostaba a expandirse en los próximos años hasta que la movida del Gobierno y la AFA enterró el negocio que creía asegurado hasta 2014.

Los empleados esperan en estado de ebullición los próximos pasos de la empresa. Los periodistas no tienen representación sindical y sólo está presente en el canal el sindicato de televisión (SAT), adherido a la CGT. Tres años atrás, dos camarógrafos intentaron organizar elecciones de delegados bajo el paraguas de la Unión de Trabajadores de Prensa pero fueron despedidos.

Un plan que se volvió en contra

En casi todos sus canales y radios, el Grupo Clarín puso al aire anuncios institucionales contra la Ley de Medios. En el caso de Radio Mitre, avisa que, si se aprueba la iniciativa, los oyentes del interior dejarán de acceder a su programación porque se exigirá un contenido mínimo de cada localidad. Pero eso se le volvió en contra porque muchos empresarios de las provincias dejaron de publicitar sus productos en la grilla. Al diario Clarín no lo afecta el proyecto, pero sigue abierto un retiro voluntario.

¿Qué dirán Santo Biasatti o Maria Laura Santillán o Lapegüe cuando los rajen? ¿Harán la gran Nelson Castro, ayuda, me censuraron...? ¿O ellos serán salvados, son los privilegiados de la corte de alcahuetes de Ernestina y Cia?


Daniel Mancuso


2 comentarios:

Omar dijo...

Pero mira que son hijoeputa estan despidiendo gente ahora antes que salga la ley de medios para que la gente piense que si sale la ley sera peor hay una total malintencion en eso.
Son de la mas baja calaña y demuestra que nunca les intereso la situacion de sus esbirros lameculos.

El tío Cámpora dijo...

excelente comentario compañero; muy esclarecedor. Abrazo

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta