buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 24 de junio de 2009

¡PENSÁ!



A vos te hablo, sí a vos. El otro día me contaste que no entendés nada y todavía no sabés a quién votar. Yo te dije que sería muy importante lo que pasará el domingo y vos te reíste. Te parece una exageración pero no lo es. Una cuota de la responsabilidad general de decidir hacia dónde vamos como país está en tus manos. Ahí no te reíste y me miraste asombrada. Sí, vos sos parte de la decisión de avanzar o ir para atrás, lo que pasa es que, a veces no te das cuenta, no nos damos cuenta. Fijate: Votar a Menem y luego reelegirlo, hoy, a la distancia, sabemos que fue un error gravísimo que significó un retraso de 50 años en el desarrollo nacional. Pobreza y desindustrialización, dependencia y deudas, exclusión y desesperanza. Ese es el resultado del balance histórico. Todavía estamos pagando los platos rotos.

¿Pero, sabés cuál es la peor resaca de la borrachera neoliberal que nos agarró en los 90 y siguió hasta 2001?

El individualismo, el menefreguismo desfachatado y la banalización de la política (para transformarse en un ingrediente más del reality show en cadena nacional del imaginario tilingo). Ese cóctel constituye una sociedad compartimentada e insolidaria que falta el respeto y atropella la razón.

Sabemos que no se arregla todo con sólo votar. Hacen falta, entre otras cosas, compromiso y respeto por el próximo, en cada acto y en cada pensamiento. Imaginación y deseos de ser parte y no estar encima. Indignación ante la injusticia y registro del otro. Yo se lo estoy enseñando a mis hijos y creo que el ejemplo vale mil palabras. Es posible que tardemos en llegar a la satisfacción plena de vivir en una sociedad justa, pero por algo hay que empezar. Arranquemos haciéndonos cargo: no es lo mismo elegir a uno o a otro. Tenés distintas opciones...

Un millonario trucho, que hace 4 años es diputado y no trabajó en el Congreso el 73 % del tiempo, que llenó con sus fotos toda la Argentina. Es socio en la empresa PRO S.A. (de marketing político) del nene de papá que nunca trabajó y un día quiso ser presidente... de Boca, y después quiso ser jefe de gobierno (esperó que los ladriprogresistas se mandaran las cagadas) y asumió la jefatura. Ahora quiere ser Presidente de todos. Es un inepto, mentiroso, rodeado de burócratas y mercachifles. Presidenciable de derecha para 2011, descartable por inacción y negociados turbios...

Un partido centenario que la ineficacia desarmó y con el tiempo se volvieron a pegar los pedazos: el hijo de un muerto ilustre, una pitonisa bipolar, un traidor pertinaz, golpistas agrarios y un ex banquero multinacional, entre los más destacados paparulos...

Un gobierno que viene haciendo, gestiona, se equivoca y acierta, pero avanza con prepotencia de trabajo, con pensamiento nacional y popular, recuperando la política como herramienta de transformación, con rumbo claro hacia un futuro colectivo y esperanzador, abriendo las puertas a la construcción de la patria grande que soñó San Martín y...

Listo, lo demás... es desechable, ahora ponete a pensar un ratito, tenés tiempo hasta el domingo.


Daniel Mancuso


No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta